martes, marzo 11, 2008

No es fácil volver a escribir luego de las últimas semanas. Miro en mis archivos y encuentro versos sueltos, palabras vacías, cursos de francés, textos en inglés y Goethe me saca la lengua -esa es su costumbre-.

Podría hacer una tabla estadística de millas voladas, de los kilómetros recorridos por los pasillos de los diferentes aeropuertos europeos, de las camas usadas en hoteles variopintos, de los paraísos culinarios descubiertos –que han dejado una sabrosa y costosa huella en mi cintura-, compartir la dicha de aquellas voces que llegan telefónicamente…, de lo sabroso es la amistad con mayúsculas, de esa Glenn Close, sobreactuada, que no se respeta y se inventa enfermedades, que es un asqueroso personaje de mala opereta –lo siento para los que conocen la historia, lo tenía que escribir-.

Clío, Euterpe, Talía, Melpómene, Terpsícore, Érato, Polimnia, Urania y Calíope se fueron de eternas vacaciones…, las muy ingratas. En algún lugar estarán fastidiando a un mortal ofreciéndole el cáliz de la inspiración.

Y nada…, nada que me prestan un poquito de ellas.

Dentro de poco escribiré mi crónica de estos tres primeros meses del 2008 y espero colocar en su sitio los respectivos sustantivos, adjetivos y los verbos. Ya esta fermentándose en algún lugar de mi cocina, el horno se pre-calienta y espero ofrecer un buen bocado. Ya habrá tiempo para la indigestión anunciada.

Lo siento por Ustedes, pero me debo escribir algo.

El 12 de marzo, de este año, Aldemaro Romero cumpliría los 80 y él muy, muy se le antojó tener el mal gusto, hace menos de un año, del marcharse así como así. Me prometí escribir algo sobre él y su obra. Ya Él, como personaje, es un tema amplísimo, con tantas facetas como caras tiene un diamante bien tallado. Otro matiz es meterme con SU música. Allí la cosa se me complica más, si es que ello fuera posible.

Tratando de ser objetivo, pensé comenzarlo con la anécdota del cómo encontré su última producción, su increíble “Aldemaro Romero y su música”, a meses antes de volar a reunirse con Aquiles Nazoa y un gentío, del cómo la encontré en el lugar menos pensado, constatando que las cosas no son casuales y que están a la espera de ser encontradas. Pero me parecía tan realismo mágico que ni yo me lo creo.

Quizás también, podría comenzar mi escrito (?) con recordar la primera vez que tuve conciencia de su existencia, allá por los 70, del cómo fastidié, años después, a una amiga, en los pasillos de la Universidad de Carabobo, hasta que me escribió la letra de “Así eres tú” y ver como ahora, mi Ave Migratoria, se ríe al escuchar lo de “eres como un viaje a Roma en 747” y yo explicarle, completamente en vano, lo que podía significar a un mortal venezolano, con algún grado de cultura, viajar en plenos 70 en un 747 y de paso a Roma.

Imaginar a Aldemaro caminar por las ciudades que visito -Madrid, recientemente- mientras escucho a Elisa Soteldo -por favor, a quién corresponda, ENTREVISTENLA que de repente le da por tener mal gusto e irse también- cantar su “Adiós Madrid” acompañada al piano por su autor…, cual si no. Aldemaro.

Mencionar que hoy, por ejemplo, he pasado todo el día tarareando su “A song for Elizabeth”, el bellísimo 2to movimiento de su “Suite Castelfidardo para Bandoneón y orquesta de cuerdas”. Cosa que volví a repetir mientras leía una hermosísima carta de una amiga. Por cierto, la cara de papel mojado me la debes, carajita.

Recuerdos…, montones. Mi Amantísima Emperatriz China dice que yo recuerdo con sonidos, un cúmulo de sinfonías, canciones, momentos musicales –gracias Schubert-, sonatas, cantatas, las tocatas, mi vida es una eterna banda sonora, en ella Aldemaro pesa y mucho. Emperatriz tu eres…, y lo demás es cuento.

Hace años, cuando nuestro país era otro, dos maravillosas damas protagonizaron un cuento de Rómulo Gallegos. Marina Baura fue una Amelia y Doris Wells una Enriqueta en la maravillosa adaptación de "La hora menguada". Pues, en la cortina de “Ciclo de Oro de Rómulo Gallegos” era el lindo vals “De Conde a Principal” de Aldemaro, eso lo supe después. Música que me sabe a abuelo carpintero, a abuela haciendo dulces dulcísimos, a fotos color sepia, tardes de café y galletas.

Su “Vals para Clementina” de la "Suite para Cuerdas", que se me hace marea de agua tranquilas, a lluvia de hojas amarillas mientras, en sueños, me mareo dando vueltas y vueltas en un ilusorio tiovivo perdiéndome entre los violines, violas, violoncellos y contrabajos. Embadurnado de algodón de azúcar o chocolate y escuchando la sonrisa de mi madre.

JP…, te agradezco su foto, su autógrafo y sus CD con su música académica. A la vida escuchar a Germán Freites, trasfigurado en ángel, la “Canción de cuna para una niña grande” en aquel programa de Renny Ottolina, “El angelito más pequeño”.

Hace un siglo escribí lo que sigue, supuestamente es parte una novela. Me acordé de ese párrafo, al escuchar a María Teresa Chacín cantar la letra que Aldemaro le escribió a su “De Conde a Principal”, casi su testamento musical…, donde, por cierto, la acompaña al piano. La dulce "De Conde a Principal" Aldemaro la había dejado en forma instrumental por 37 años, le puso letra, gracias a su mujer Elizabeth, y se la regaló a María Teresa. Ella la estrenó, un 03 de junio de 2007 en un Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, completamente abarrotada, cuando ella celebraba sus 45 años de vida artística.


“El sol caía como plomo candente sobre las aceras, sólo el Ávila logra mantener ese mágico halo de verde misterio que siempre, como un bálsamo, hacia agradable vivir entre el ruido, el tráfico y el concreto. Ya no era nada original decir: "...Caracas sin El Ávila, no podría ser Caracas".

No hacía más de un siglo, sus caserones de patios cercados de altas columnas, soportaban el peso inclemente de sus miles de tejas rojas, cuando la ciudad no se diferenciaba de otras sino por el sólo hecho de ser la capital de un país y su gente veía diariamente hacia Petare para saber si tenían que salir o no con paraguas. El tiempo ha pasado, ahora ver hacia Petare es casi imposible sin encontrar de frente con enormes moles de cristal y concreto que ocultan todo horizonte posible.”


Aun mis ojos se ponen guaraposos y el cursi se me va de las manos. Lo dejo, pues la idea es festejar que la vida nos da hermosos regalos y lo quería compartir.


Aldemaro, gracias miles.


Todo lo mejor para Ustedes.


NOTA: El tema da como para muchísimo más…, pero no quiero agobiar más de lo que ya he agobiado con el tema.

PS: Si van a youtube y colocan Aldemaro Romero se darán banquete…, se los aseguro…, me tomo la libertad de ofrecerles su Ave María, juzguen Ustedes.

16 Comments:

Blogger Troka said...

gracias por este regalo musical!!!
Cariños

martes, marzo 11, 2008 3:16:00 a. m.  
Blogger Euchy said...

¿Qué decirte que no hayas leído ya?
Aldemaro definitivamente marcó la vida de muchos... que lindo haber vivido así, marcando la vida de otros, y nada menos que con música...que es el idioma del alma, el universal. Ese era un gran tipo. Era muy cercano a mi familia y cada día lamento más no haberlo disfrutado tanto como quisiera. Un beso grande :)

martes, marzo 11, 2008 5:27:00 a. m.  
Blogger Alleta said...

Ay!! a mi me encantaba Aldemaro. Amo su musica!! Lamente mucho su muerte. Gracias a Euchy y a ti, que han hecho sendos post sobre el y su musica!!!

martes, marzo 11, 2008 3:35:00 p. m.  
Blogger Evan said...

He conocido mucho más de él leyendo tu post...

Que bella música!

Te dejo un beso! :)

martes, marzo 11, 2008 4:22:00 p. m.  
Blogger IMAGINA said...

Silmariat, estas palabras tuyas hechas de notas musicales habrán llegado allí donde se encuentran los grandes. Allí donde está ALDEMARO.
Casi pude leerte cerrando los ojos y sintiendo tu amor por el maestro.

Qué bueno que entre vuelo y vuelo, encuentras el momento de sentarte a escribir y regalarnos tus bellos y sentidos homenajes.
Tu Ave Migratoria no puede siquiera imaginar lo que fue la Caracas y los caraqueños que tuvimos la inmensa fortuna de vivir los setenta. La Caracas que formó a tanta gente sensible como tú.
Te dejo un beso enorme.

martes, marzo 11, 2008 5:50:00 p. m.  
Blogger Martha Beatriz said...

Mi Brujo usted es lo que se llama un fan...y es hermoso que sea de Aldemaro ;)
Besos para sus mercedes.

miércoles, marzo 12, 2008 1:29:00 p. m.  
Blogger Rita ♫ said...

Aldemaro... maravilloso Aldemaro.
Gracias por el regalo.
Besos

jueves, marzo 13, 2008 11:53:00 a. m.  
Anonymous Khabiria said...

Creeme que entendí el mensaje!
Gracias por haberme regalado "Adios Madrid" aquella tarde azul...
Fascinante este Ave María!
Besos

viernes, marzo 14, 2008 2:42:00 a. m.  
Blogger Mariale divagando said...

Espectacular el video!

viernes, marzo 14, 2008 3:09:00 p. m.  
Blogger Azul... said...

ay sí, "perdonen por no tener inspiración para escribir" ¡pobrecito! Si llegas a tener inspiración no puedo imaginarme un resultado mejor que este post :P

Un besito!

martes, marzo 18, 2008 12:37:00 p. m.  
Blogger Nostalgia said...

hola mi amorcitico:
un beso para vos y otro para Aldemaro ♥♥

martes, marzo 18, 2008 9:32:00 p. m.  
Anonymous vivian said...

Siempre es un placer leerte, mi querido Silmariat. Un abrazo.

miércoles, marzo 19, 2008 11:10:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Querido Hechicero, te escribo estas lineas mientras leo parte del repertorio que hoy nos regalas....
ohhhhh, la musica!!!!!!!
perfecta, como el tiempo, que todo lo sana, todo lo perdona, todo lo explica...
Mil besos te mando, mi buen amigo y consejero trasatlantico
EBE

viernes, marzo 21, 2008 3:59:00 a. m.  
Blogger La Gata Insomne said...

Hola Hechicero
me creerías si te digo que ayer estuve media hora tratando de dejarte un comentario aquí y NO PUDE!!!! porque no tengo banda ancha y los videos etc pesan mucho.
Hoy prendí la compu, hice una siesta y no sé si éste va a entrar
tuve la suerte de ver a aldemaro Romero aquí en el festival de jazz del 2006, bastante achacoso, lo subieron ayudado etc. pero fue maravilloso, cantó María Ribas y él se despidió de una manera que hacía pensar que ya no tendría más a ese público, eso fue a final de año.
Tienes razón en que hay que aprovechar a los vivos para hacerles homenajes y entrevistarlos

si no me vés más frecuentemente por aquí, no es porque no esté

un abrazo

sábado, marzo 22, 2008 10:43:00 p. m.  
Blogger Alicia María Abatilli said...

En estos casos es mejor dejar los comentarios para otro momento.
Silencio y a deleitarse.
GRACIAS!!!
Alicia

viernes, abril 11, 2008 3:35:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Siempre te leo en anonimo y hoy revisando tus post antiguos...descubri el nombre de una melodia que me encanta!!! gracias por escribir de la forma como lo haces....

domingo, junio 29, 2008 6:36:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home