sábado, mayo 20, 2006

Después de tener mi primer encontronazo con la gala autoridad, vestida de azul, en el aeropuerto, pude entrar.

Claro hay que entender a la autoridad, pasar medio día en esa pecera y con el calor de julio no debe ser muy agradable. Le mostré mi pasaporte, también, azul de la, se acuerdan, República de Venezuela y mi visa -en aquel tiempo los venezolanos necesitábamos visa-. Ella levantó la mirada, con un fastidio apocalíptico. Se tomó su tiempo en estudiar a un venezolano cuerpo presente. Flaco, con menos curvas que una estampilla vista de perfil, ojeroso, orejas dumbísticas, con leonina cabellera, con el rostro de un marcadísimo toque turco, cara de sueño y una estúpida sonrisa.

Qué más podría hacer la hija perdida de Edith Piaf –que si bien es cierto cantaba como la diosa, pero era lo más alejado de una Catherine Deneuve en “Belle de tour” -. Si no joderle el momento a esa cosa y de paso latino.

Soporte su cara, como de quién recién se ha tomado su primera dosis de “Vinaigre de cidre aux Pommes de Normandie” del día, y me arreglé mi mejor sonrisa de “me vas a dejar pasar hija de…” Ella se tomó todo su tiempo, lupita en mano, se dedicó a ver si la falsificación era perfecta o no. Página a página disfrutó su momento de gloria y yo pensaba:
“Liberté, Égalité, Fraternité ou la MORT ”

Media hora después, y luego hacerle un enorme chichón a mi pasaporte, en la página 13, entré.

De eso, hace algún tiempo. Fue un 16 de julio de 1993. La vida ha hecho de las suyas. Ya no estoy tan flaco, mantengo cuidadosamente mis ojeras, mis orejas van creciendo a su aire, cada vez más parezco salido de algún paraje de Anatolia, estreno día a día una Freud -Feliz cumpleaños Sigmund- maravillosa, es decir una amplísima frente que poco a poco me llega a mi occipital. No me queda otra alternativa, los genes son los genes.


Éramos 5 tontos, de los cuales 3 tenían su primera vez en la Ciudad de la Luz y entre ellos yo. Llegamos a un hotelito en la rue Monsigny, en el barrio de la Ópera cercano al Louvre. Un segundo más rápido, que la velocidad de la luz, yo estaba preparado en el lobby, luego dejar las maletas en la habitación, para salir a caminar por Paris.

Caminamos y llegamos a una plaza.

__Sabes dónde estas? Me preguntaron.

Miré a todos lados y pensé “Ese es el Hotel de Crillon, ese es el obelisco de Ramses II que Champollion trajo de Egipto, mide más de 20 metros y más de 200 toneladas…”

Dije: “Ésta es la Place de la Concorde…” sin demostrar ninguna emoción, como si me hubieran preguntado: “Cuántos dedos tiene una mano o cómo se llama el satélite de la tierra”, de forma casi automática, pero sí noté y miré la cara de sorpresa de mi personal guía turística.

“Este es des Champs-Élysée” volví a decir, tiempo después. Al llegar al Arc de Triomphe de l'Etoile me iba de un lado a otro como loco, mientras mi guía personalizada, siguiéndome, me preguntaba: “Qué buscas, qué buscas?” y yo sin hacerle caso, hasta que por fin descubrí que no me habían engañado y que era cierto. Allí estaba el nombre de Francisco de Miranda. “Quién es Miranda” y me fue imposible explicar, en un minuto, la vida de aquel ser, tan sólo dije escuetamente: “Un patriota venezolano con una impresionante história”.

El colmo fue al llegar a Trocadero. Apenas el vagón del metro abrió sus puertas, mi guía salió corriendo. Corriendo le pregunté qué pasaba, y me explicó, corriendo, que íbamos a perder la conexión. Era una vulgar mentira, era para evitar que yo notara en dónde estábamos, fuera de la estación y teniendo a un lado la estatua ecuestre del general Foch me preguntó. “Sabes dónde estás?” Tenía frente a mí largos y altos muros y ni idea. Yo viéndole a los ojos y caminando hacia atrás le dije: “Sígueme…, verás en la próxima esquina está la torre Eiffel” seguí caminando entre risas, me volteé y allí estaba. la Torre Eiffel. “Me van a matar”, pensé. “Pero, cómo sabes?” Preguntaron.

En cuanto llegue a sus pies me coloque justo debajo de ella, levanté la vista: “Y pensar que esto se hizo a punta de remaches”

Subimos y desde uno de los balcones me señalaron algo y yo respondí:
“Es una reproducción a escala de la estatua de la Libertad, está a un lado el Pont de Grenelle…”

Notaba que cada vez mi guía personalizada se mostraba molesta. Tiempo después lo entendí, había pasado todo un año preparándome la sorpresa de ir a Paris y allí estaba yo cual enciclopedia andante, indolente, dañándole completamente los planes.

Esa noche hablamos, me reclamó mi falta de emoción y le dije. Discúlpame pero para un latino, medianamente informado, su sueño era estar algún día en Paris, Madrid, Roma o Londres. Llevamos media vida estudiando sus autores, sus artistas, su cultura, su forma de vida y es casi natural conocerlas, sentirlas nuestras

En la noche, terriblemente cansados, luego de cenar y emborracharnos, volvimos al hotel. No hubo luna, más sin embargo y, después de bañarme, salí solo y en silencio a la terraza. Nuestra habitación quedaba en el ático del hotel, me senté, vi frente a mí, al otro lado de la calle, una señora, muy parecida a mi abuela “La Filósofa” me miró y brindó conmigo, para volver a su mundo color ámbar y allí, completamente desnudo, me fumé un cigarrillo, vestido de estrellas sobre la noche de Paris y hacía frío. "Tus ojos parecían dos lunas de un tapiz, tu noche fue mi noche, perdidos en Paris", José Luis Rodríguez ataca de nuevo, pues todo tenemos nuestro momento cursi, lloré como un tonto rodeado de tanta belleza.

El otro día fue al Louvre. Yo no quería entrar, me negaba. Mi amiga le extrañó mi decisión y retándome me dijo:

__No entiendo como alguien que le encanta tanto la cultura, las artes se niegue y no quiera entrar a verla de frente. Dame una razón valedera y te comprenderé.

__...Me siento como un niño con un hambre de siglos y de repente me dan un platito tipo café expresso y me sueltan en un banquete. Con todos los más impresionantes manjares y con la orden de tomar tan sólo un bocado de uno de ellos.

__...Estás leyendo “Las memorias de Adriano”…, allí, adentro debe haber alguna una estatua de Antinoo. Búscalo.

No tuve argumentos, entré solo, y lo busqué. Por mis ojos pasaron todos mis sueños, todas las historias, todos los libros, salas llenas de tantas cosas y muchos japoneses…

Antinoo no lo encontraba, por mí pasaron Dianas, Escribas Sentados, Barroco, Momias, Máscaras, Medioevo, Joyas, "Las Bodas de Canaa" que me volvió polvo, salas Denon, Sully, Richelieu..., casi corría por los pasillos como loco y me demostré, en un soliloquio, que lo que sabía existía, era una realidad entre las tripas de ese palacio.

Ya me retiraba, completamente cansado. La última estatua que vi, a mi salida, era el amado de Adriano, Antinoo, desde su pilastra, me sonría.


He ido varias veces a Paris y cada vez vuelvo a disfrutarla, hacerla parte de mi vida. Paris puede ser la ciudad más bella del mundo. Además, son muchas Paris y uno escoge la suya. Hay un Paris de los poetas, de los pintores, de los parques, de las conferencias, del teatro, del ballet, de la música, de los amantes, de los viejitos rodeados de palomas, de los artistas callejeros, de la comida, de los cafés, de sus pequeños rincones, de los niños, de sus tiendas, de lo chic, de sus callejuelas, la monumental, la antigua, la moderna, la romántica… Ese es su gran encanto. Algunos días tienes la oportunidad de vivir la Paris de los ricos, otros de los pobres, otros tienes que pasar por los bazares de olores, el horror del metro y decir, sencillamente, PARIS!!!

Hace una semana llevamos a unos amigos a Paris, era su primera vez. Fue inevitable recordar mi primer viaje y lo tonto que fui reprimiendo al niño que tenía dentro. Nunca más lo he vuelta hacer y la vida me ha cambiado. Por cierto, Quack siempre se nos mete en la maleta, es inevitable y viajar si él es sencillamente no viajar.


Todo lo mejor para Ustedes.

31 Comments:

Blogger Câline said...

Silmariat!
Yo aquí sentada, aguantando la potencia de las cornetas de mis vecinos adolescentes y tú vienes y me llevas a pasear por Paris...
Gracias!!
Por cierto muy gracioso Quack columpiándose y tomando sol ;-)
Saludos!

sábado, mayo 20, 2006 11:28:00 p. m.  
Blogger Nostalgia said...

Tu como siempre con ese arte de transportarlo a uno al lugar y al momento justo de tus anecdotas...
la hija perdida de la Piaf! me he reido hasta las lagrimas....
Paris se me escapa siempre, vamos a ver si la atrapo en la proxima primavera..y a Geneve también :)
besos ♥
p.d. si te llamo a mis 9 pm, estaras de pie?

domingo, mayo 21, 2006 3:33:00 a. m.  
Blogger Jogreg said...

Hola Hechicero: París ha sido una de esas cosas que no he tenido la oportunidad de disfrutar como se debe. He ido una sola vez, por apenas un par de días, y como comprenderás, en dos días tuve que comportarme tal y como tu dices: estaba en pleno banquete, con solo una cucharita de cafe (ni siquiera tenía el plato) para probar algo de cada cosa, y además tenía a un atorrante apurándome para que probara rápido porque él también quería su trozo.
Conseguir a Miranda en el Arco del Triunfo fue una de esas pequeñas satisfacciones que tuvo ese viaje relámpago. Y a quien me pregunta, lo que siempre le digo es que París es para caminar... pero vayan preparados a caminar mucho, porque es ENORME, y las distancias que se ven en los mapas son engañosas. Así que si no tiene mucho tiempo, como yo, pues móntese en el metro -sé que suena a sacrilegio, pero lamentablemente a mi no me quedó de otra-.
Gracias por llenarme la cabezota de recuerdos. Un abrazo.

domingo, mayo 21, 2006 3:55:00 a. m.  
Blogger Luunna said...

Silmariat querido amigo lejano, pero cercano siempre, aunque haya sido yo la que no he tenido el tiempo sufieciente, me pones en tu post a PARIS, mi viaje que hare no se cuando y no se con quien, pero es mi materia pendiente, y como vos decis he leido tanto, y son tantos los lugares que uno tiene en la cabeza, pero si tengo que recorrer las orillas del Sena, sentarme en todos los cafes que pueda a disfrutar especialmente la primavera, en fin espero que sea pronto.
Un abrazo muy grande desde mi Chile austral
Luunna

domingo, mayo 21, 2006 10:46:00 a. m.  
Anonymous Cabina Terrestre said...

Será mi hechicero que algún día podremos pasearnos por des Champs-Élysée, sentarnos a tomar una copa de agua mineral y roer algunos palitos de zanahorias en alguno de esos lugarcitos acojedores en dónde se ven pasar a todos los turistas "apurados" y a los vaqueanos, mujeres de "talleur" con "estiletos" leyendo como quien no quiere la cosa!!!...eso sí, nada de reprimir al niño interno, mira que si llueve jugaremos a la ere o al escondido todos empapados ante la mirada atónita de los "franchutes"...un beso, hermosa remembranza, casi que lo disfruté más que todas las veces que he ido juntas.....
PD: No recibiste mis correos?

domingo, mayo 21, 2006 12:28:00 p. m.  
Blogger Mauricio Duque Arrubla said...

Amigo, eres capaz de llevarnos en un viaje inmenso con una suavidad que no se nota y solo cuando terminamos sabems la magnitud de paseo que rcibimos a bordo de las palabras

Yo también tengo el equivalente a Quack. El osito azul que encuentras hoy como foto de mi perfil se llama Nico y nos acompaña a Clauz y a mi en nuestros viajes. Teníamos un gatito del mismo color pero decidió quedarse en México, tal vez quería volverse un "espalda mojada" y cruzar al sueño americano. Ahora tenemos a Nico...

domingo, mayo 21, 2006 4:18:00 p. m.  
Blogger Carlos said...

Tu Paris es mas bonito que mi Paris....

De verdad que envidio tu forma de amarla y describirla. Mi Paris es triste y mi memoria trata de olvidar sus recuerdos.

Tal vez tenga que volver para ver si descubro tu Paris que luce inmensamenta mas bello que mi Paris.

domingo, mayo 21, 2006 5:03:00 p. m.  
Blogger El "Dulzor de Ostras" said...

Paris, tantos recuerdos entre sus esquinas.

Siempre es un placer leerle.

Volveré

domingo, mayo 21, 2006 7:26:00 p. m.  
Blogger Carmelo Lattassa said...

Te debo una carta que seguramente será una llamada... Un abrazo amigo mio...

domingo, mayo 21, 2006 10:30:00 p. m.  
Blogger aprendiz de maga said...

no conozco parís
envidio a Quack (hermoso, por cierto, entre rejas, es fotogénico)

domingo, mayo 21, 2006 11:08:00 p. m.  
Blogger nairo said...

wowwwwwww,wowwwwwwwwwww,wowwwww...

Gracias por llevarme contigo nuevamente a pasear....que manera tan espectacular de resumir tus vivencias que hacen que uno las viva contigo....

Se me erizo la piel....

Y por fa nunca vuelvas a reprimir el niño que llevas por dentro...el día que lo hagas habras muerto....

Besos guaros...

Nairo... y para ti Eunice

lunes, mayo 22, 2006 12:04:00 a. m.  
Blogger Regina Falange said...

Espero conocer a esta señora engalanada de arcos, triunfos y torres suntuosas de la mano de una gran sensibilidad y con ese niño interno queriendo salir a flote a cada rato...

No sé, no sé hechicero, yo quiero un guía como tú por esos lados..¿Será que lo permite la Emperatriz China? La llevamos y nos tomamos un café con el otoño en los campos eliseos :)

Para tí lo mejor siempre (te imito pero es que tu frase lo dice todo)

lunes, mayo 22, 2006 1:08:00 a. m.  
Blogger Naky Soto said...

Querido Silmariat:

La próxima vez que me vengas con el arrumaco de ¡la reina de todas las palabras! os voy a traer derechito hasta tus letras para que te retractes... ¡Que belleza! La verdad es que tu erudición empalidece mis pecas, más la entrega de tu narrativa, esa intimidad tan peculiar hace muy sencilla la tarea de ir a pasear contigo, como si del mismísimo Quack se tratara.

¡Muchisimas gracias por este paseo!

Un abrazo enorme,

lunes, mayo 22, 2006 5:19:00 p. m.  
Blogger Troka said...

"Ver Paris y después morir"

Conservo la ilusión de conocer la ciudad luz.

Gracias por este bello paseo.

lunes, mayo 22, 2006 11:31:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

yo de nuevo...te escribí una larga letanía...llegó esta vez?, mira que a ese coronel se le escribió 5 veces!!!!

martes, mayo 23, 2006 8:38:00 a. m.  
Blogger rafico said...

Silmariat

La escuela nos construye conceptos e imaginarios del extranjero, que se vuelven a veces, mitos, o mejor, las idealizamos de tal forma que en sí misas se convierten íconos absolutos de un lugar.

En Latinoamérica nos enorgullecemos de nuestros recursos, de la exuberancia de la naturaleza, y en contraposición Europa es significativa por sus construcciones, por sus museos…, Simplificando como muchos han coincidido, Latinoamérica es Paisaje, Europa es Historia. Yo me pregunto, y sus personas, las gentes, los rostros en cada ciudad, qué de ellos?

PD
Si voy alguna vez a Paris, buscaré en el Louvre, la Victoria de Samotracia.

Un abrazo, hasta pronto

martes, mayo 23, 2006 4:48:00 p. m.  
Blogger Ligeia said...

Querido Hechicero, se comenta que eres uno de los más antiguos de la Conquista...
Que las pócimas de Silmariat podrán con mi mal de amores...
Entre Nos... ¿tiene solución mi alma endemoniada? dame una solución mágica, para no ser tan maldita...

martes, mayo 23, 2006 7:10:00 p. m.  
Blogger Leba said...

Gracias por el recorrido...


Saludos.

martes, mayo 23, 2006 8:19:00 p. m.  
Blogger Marlene said...

hace 2 años por economizar unos dolares, viaje con mi hermano a Portugal via Paris, de regreso estuvimos tres dias y dos noches, llegamos en la tardecita, dejamos las maletas en el hotel y a caminar, casi corriendo yo detras de él, estaba tan euforico, caminando sin rumbo, que me dio miedo perdernos, me tuve que poner brava y nos devolvimos, estaba exhausta... Al dia siguiente llegamos en metro hasta la torre, y de alli hicimos a pie un recorrido, ayudados de un librito que me prestaron Paris en cuatro dias, pues lo hicimos en uno, caminamos como locos, no le daba sed ni hambre ni ganas de hacer pipi, pero igual fue maravilloso...
Espero volver algun dia pero con un compañero mas romantico...

es una delicia...

miércoles, mayo 24, 2006 1:31:00 a. m.  
Blogger sulaco said...

Precioso el relato del viaje. Dan ganas de salir corriendo, coger el TGV e ir a verla este largo puente que tenemos en Holanda.

miércoles, mayo 24, 2006 2:29:00 p. m.  
Blogger Carmelo Lattassa said...

Querido amigo, como estás triste, te escribo lo mismo que le dije a la Maga, auqnue tu no estás breve, menos mal...

Por la mañana
me tiré un pedo
estoy triste

ANEXO
la flor que estaba detrás
murió...

HAIKU 2

niños mueren de hambre
el mundo entero mira
estoy triste

HAIKU 3

Mis amigos me contemplan
esperan querer junto conmigo
estoy triste

HAIKU 3

Estoy triste
no tengo mantequilla
el pan no se tuesta

HAIKU 4

LEO UN INTENTO DE CHISTE
ESTOY TRISTE
RIETE AL MENOS


Te quiero, un abrazo y ánimos...

jueves, mayo 25, 2006 12:37:00 a. m.  
Blogger protheus said...

Solo puedo oir una campana que se inclina, como una lágrima a punto de caer, para lanzar su carcajada que llama a toda la urbe, y su nota inmensa se su`pende en una vida...

jueves, mayo 25, 2006 2:47:00 a. m.  
Blogger Yole said...

LLevame. Es lo unico que te pido
jiji

jueves, mayo 25, 2006 3:42:00 a. m.  
Blogger monsignor alfa said...

Protheus, qué cosa tan horrible ver a ese gordo feo por estos lados.

jueves, mayo 25, 2006 10:42:00 p. m.  
Blogger Lully, REFLEXIONES AL DESNUDO said...

Me parace hermoso ese sitio y tú sabes muy bien darnos a conocerlo.
Quedo más que satisfecha con este post. Tú siempre tan especial.
Un abrazo afectuoso!

sábado, junio 03, 2006 7:11:00 a. m.  
Blogger Carmelo Lattassa said...

Silma brother, no me has dado tu teléfono... perdoname que lo perdiera...

lunes, junio 12, 2006 10:40:00 a. m.  
Blogger arcana said...

Hola, estoy de cumpleaños y te quiero invitar a compatir un trozo de pastel virtual.. pasa por mi blog
Gracias por leerme y por estar ..
Besos
Namastè

Pd.- Gracias

domingo, junio 18, 2006 2:16:00 p. m.  
Blogger greentea said...

E portugal - nunca vieste a Portugal ?

Adoro Paris e tenho de lá os melhores souvenirs
em Paris pode ver-se tudo num mesmo dia , como dizes - Paris dos ricos e dos pobres, dos cultos e dos ananfabetos, dos doces e dos amargos...

Paris - tão bela, sempre !
Lisboa - também...

lunes, junio 19, 2006 1:13:00 p. m.  
Blogger Consuelo said...

Yo quiero tener mi Paris¡¡¡

lunes, julio 10, 2006 12:11:00 a. m.  
Blogger Michelle said...

Yo tambien estuve tres días...la primera vez, solita y con todo y eso, fue lo máximo. Caminas como un loco, con un mapa, guia y un libro lo conoces todo. A las 8 am estaba en la parada del metro bus, a las 8:12 estaba en el tren y a las 8:45 en L'Arc de Triomphe... guao que recuerdos aquellos, eran las 10 de la noche y seguias caminando !

Yo también tengo a la Torre Eiffel en mi Blog ! Paris, mas de 1000 fotos mas de 1000 recuerdos en mi mente.

Tanto asi que éste año fui a Barcelona, España vía Paris viniendo de Washignton DC, y llegué a las 5:30 am y disfruté ver como se amanece en Paris, su gente, sus flores, sus aires... mi avión salía a las 3:00 de la tarde para Barcelona... 9 horas de receso sólo para volverla a ver !

Yo también tengo a mi Paris, la tierra de mi Padre !

La Tour Eiffel, ma petite jollie poupée...

martes, junio 19, 2007 3:37:00 p. m.  
Blogger Natisla said...

pues me encanto tu escrito! Algun dia esta venezolana podrá ir a paris y conocer no una ni dos ni tres sino a tooooodas las paris que existen! Besos!!

martes, octubre 09, 2007 2:44:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home