viernes, abril 21, 2006

LA TAREA.

(Serie de 3, primera entrega).



Me he estado paseando por algunos blog y, algunos, me han dejado algún trabajo para la casa. Hoy quiero ser terriblemente original y les dejo, también, tarea para la casa. Me explico, escuchen el archivo que les dejo y luego me gustaría saber: Qué les sugiere, qué sienten, qué fue lo primero que pensaron, qué les parece…

Es una de mis joyas, puedo escucharla todo el día. Presuntuoso? Sí…, a mi edad se puede –de debe- tomar y tener ciertas licencias.

Sé que muchos se van a llevar toda una sorpresa al saber nombre del autor y de la pieza.

Tan sólo mi amada “Emperatriz China” sabe lo que significa este pequeño tesoro para mí, ella sabe también mucho de mí, me conoce demasiado. Es más, a ella va todo mi amor, mi gratitud y un abultado etcétera siete meses y ocho horas después del fin de todos los tiempos.

Recuerden, espero leer lo qué les sugiere, lo qué sienten, qué fue lo primero que pensaron, qué les parece..., sus sensaciones... Ahora, disfruten


Powered by Castpost

Todo lo mejor para Ustedes, siempre.



Nota: Tiene todo el fin de semana, el lunes tendrán la 2da. entrega.

33 Comments:

Blogger Câline said...

Es bellisísimo... la imagen es hermosísima y me muero de la curiosidad... pero no soy capaz de decir quién la compuso o el nombre...
...
Prefiero escucharla de nuevo.

viernes, abril 21, 2006 7:04:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Dios...mi amado Silmariat.

viernes, abril 21, 2006 11:58:00 p. m.  
Blogger nairo said...

Guaooooo....

Si le digo que me ezpeluco el cuerpo y me hizo llorar, me creeria?

Aproveche la oportunidad de escucharla ya que me encontraba sola en casa y le puse todo el volumen que el computador puede dar, cerre mis ojos y puse mi mente a volar.

Imaginé con este hermoso vals mi embarazo, en el 1:40 donde se pone algo fuerte la pieza presencie el momento del parto y luego a los 3:00 ya mi hija es grande como está en la actualidad y visualizo lo que hacemos a diario, jugamos, al bañarla le peino su hermosa cabellera, preparamos juntos la cena, nos cepillamos los dientes y al terminar la acuesto, la arropo, rezamos y le doy su beso de buenas noches en la frente... Asi terminó el vals en mi mente.

sábado, abril 22, 2006 1:04:00 a. m.  
Blogger nairo said...

Y al momento de hacer este comentario sigo llorando, no puedo controlarlo....

No soy buena en esto, de verdad no se quién la compuso...

Con cariño se despide de usted

La maestra nairo...

y para usted Eunice

sábado, abril 22, 2006 1:07:00 a. m.  
Blogger arcana said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

sábado, abril 22, 2006 1:33:00 a. m.  
Blogger arcana said...

Sencillamente Mágica… Ni idea solo que me sugiere algo como una entrega con misticismo
"Tus deseos anidan en este momento en mi mano y como estrellas fugaces las elevo al universo, para que retornen a tu seno con la magia de su realización, pues te mereces el destino, la vida.”
Besos Namasté ♥

sábado, abril 22, 2006 1:41:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

La danza de setecientos setenta y siete derviches, un taxi que no espera en la Gran Vía, los cabellos de Alfonsina Storni, una bocanada de Kent que se escapa desde un transbordador en Shangai, la chica que vende el diario bajo la autopista, mi primer paseo en bicicleta frente a mi doscientos años, los retozos de mis perros, el perfume de mi madre e hilachas de algodon desde la ventana, un ruidoso desayuno bajo el tamarindo, un largo collar de perlas enredandose en los pezones, es la lengua de mi amado que me trepa, nosotros directo a los ojos aquella mañana en Amsterdam...

sábado, abril 22, 2006 1:47:00 a. m.  
Blogger Mauricio Duque Arrubla said...

La respuesta es.... no les voy a decir porque les hago la tarea.

Hermosa pieza, gracias por el regalo y mi mamá también lo agradece. Gracias por compartir esos tesoros.
Me sentí en una película de espías durante los años 60, en Viena o en algnuna ciudad Europea que no reconocí. Era como una película de una hermosa actriz italiana... un poco profano el sentimiento, lo se pero Silmariat pregunta y yo respondo...

En realidad no se la respuesta pero me parece un vals de por estos lados, no Europeo. Me evocó algunas melodías colombianas, seguramente es de algún compatriota tuyo. ¿Tal vez Antonio Lauro?

sábado, abril 22, 2006 1:52:00 a. m.  
Blogger Luunna said...

Yo se que ud es un erudito en musica, pero sin saber de quien es, me encanto, era musica para endulzarme los oidos.
Un abrazo de osa para vos, y que tengas un lindo fin de semana
LUUNNA

sábado, abril 22, 2006 3:17:00 a. m.  
Blogger rafico said...

Debe ser consiente que el ambiente influye en la sensibilidad al momento de escuchar su hermosa música.

Por lo pronto, más que la música, siento que usted quiere decir algo.
Pareciera que hay melancolía, parece que teme…

Quedaré atento.

PD
Del autor y origen, ni idea, lo asociaría desprevenidamente a Europa, pero algo me dice que no es así. Aunque escuchando atentamente me suena al estribillo de una película de cine. ¿?

El final es hermoso, es mas intenso, no?

Un abrazo, hasta pronto.

sábado, abril 22, 2006 3:18:00 a. m.  
Blogger Mentacalida said...

Uyyy! siento como si mis pies fueran alas,mi cuerpo velos al viento y el corazon un acelerado latido y a la vez una quietud de alma intensa como si estuviera mirando desde un balcon la presentacion de una ecepcional compañia sinfonica.
Gracias por este regalo hermoso,por compartir esta magia.
Un abrazo enorme para ti.

Menta

sábado, abril 22, 2006 5:50:00 a. m.  
Blogger arcana said...

Tu Cumpleaños..
Besos Namasté ♥

sábado, abril 22, 2006 7:56:00 a. m.  
Anonymous Yadi said...

QUE BELLEZA!!!
Pues te digo que me sentí justo en el día que en decidí cambiar mi rumbo.
Me sentí en el aeropuerto con esa cosquillita en la barriga, pensando en mil cosas ... a medida que que despegaba el avión y aterrizaba en cada escala, las notas del corazón latía mas y mas fuerte...y se puso agudo el latido al llegar a París y ver los ojos del hombre, que hizo estallar esos latidos musicales en mil estrellas cuando a lo alto de la ciudad vieja de Ginebra, arrodillado con un anillo en la mano, me pidió lo acompañase el resto de su vida...después de ese momento las notas siguen una armonía perfecta!

PD: Pedirte ese archivo de MP3 sería un abuso?

sábado, abril 22, 2006 1:11:00 p. m.  
Blogger Nelson said...

Sin duda amigo mío es una pieza muy bella, un vals con una cadencia regional cuyo autor no me atrevería a nombrarte, será que te lo envío por correo para que me saque de la penumbra?

Un abrazo y mis felicitaciones por la claridad de tus escritos y el carisma expresado.

Nelson

sábado, abril 22, 2006 10:29:00 p. m.  
Blogger Dark Rusa said...

Muy lindo...!
Tanto tiempo..espero estes muy bien...
Y mil gracias por la musica
Nos leemos

sábado, abril 22, 2006 10:36:00 p. m.  
Anonymous niña pétalo de rosa said...

la música es muy hermosa, pero la fotografía es por sí sola tan grandilocuente, tan explícita...!!
y dice tanto de tí, de tu rico mundo interior...te desnudas ante nuestros ojos y el espectáculo es estremecedor. TQM y gracias, again

sábado, abril 22, 2006 10:58:00 p. m.  
Blogger aprendiz de maga said...

será muy loco, pero a mí me suena a Venezuela, me suena a principios del siglo pasado,me suena a vestido largo y azul, me suena a levita, me suena a enorme hacienda en las afueras de la ciudad, pero no tan lejos de ella.

sábado, abril 22, 2006 11:25:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Querido amigo:
la magia de las notas, me ha hecho viajar primero por una película de Alfred Hitchcock, como Marni la ladrona, corriendo a por las llaves de la caja fuerte para robar de nuevo. O a Grace Kelly cotilleando por la ventana indiscreta. Pero también me imagino a Penélope Cruz por las calles de Barcelona, buscando al enésimo personaje imposible de una película de Almodóvar.
Esta es la primera idea que se me ha venido a la cabeza.
Sea lo que sea y la haya compuesto quien la haya compuesto, me gusta, me gusta mucho.
Un abrazo y enhorabuena a tu amada Emperatriz China, porque gracias a su cariño, tú nos regalas notas, colores, melodías, momentos como éste. Judit

domingo, abril 23, 2006 1:58:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

También me recuerda a Alejandro Amenabar (Los otros)y una de sus propias composiciones. Pero esto debe ser más antiguo.
Cumbres borrascosas??????? Rebeca???? Por qué me viene a la cabeza siempre el maestro del suspense?
Yo tampoco paro de escucharla, ya me la he repetido seis veces mientras leo los mail!!!
Esperará la próxima entrega con ansia.
Judit

domingo, abril 23, 2006 2:10:00 a. m.  
Blogger questiongirl said...

Es verdad mi querido Hechicero, es difícil no repetir tan inquietante melodía. En estos momentos, me causa un aire de encuentros, me lleva a un baile de máscaras dónde ya se intuye la identidad de la pareja de tal Vals... Pero que termina en sólo imaginar desfazarlo cuando mi mirada ya sólo observa su espalda... grrrr quién será??? Debo volver a escuchar tal melodía!!

Un beso y un abrazo a usted.

domingo, abril 23, 2006 8:29:00 a. m.  
Blogger Carmelo Lattassa said...

Hombre que mira al horizonte, sí...
unhombre obvio que resulta absorbido por el espacio...

Un hombre que mira cayendo en declinaciones solitarias...

pero los colores del atardecer le prometen...

le dan un espacio de expresión para recordarle que la danza de la realidad la bailamos todos... juntos.

Gracias amigo mio, te debo una carta...

domingo, abril 23, 2006 8:35:00 a. m.  
Blogger alma said...

Entrega a la nostalgia...

domingo, abril 23, 2006 12:57:00 p. m.  
Blogger Jogreg said...

“Un hombre y una mujer se miran con ternura en una habitación de hotel, donde ambos se quedan mientras están en un viaje de negocios. Se conocieron hace un par de horas en el restaurant, donde él tomaba una copa y ella pensaba comerse una ensalada fresca y ligera. Ambos se vieron y él, seductor y juguetón, la miró sin pena, con una leve sonrisa en su rostro. Ella no pudo dejar de sentirse un poco turbada por el atractivo un poco tosco y varonil de ese hombre que la miraba desde su banqueta y que le recordaba de algún modo sus más oscuras fantasías, aquellas que no decía ni siquiera a quien más adoraba y le había jurado fidelidad. Todo transcurrió rápidamente, tan rápido como el tiempo que necesitó para comerse la ensalada. Charlaron, rieron en esa mesa cómplice de sus travesuras. Ella se sentía libre, se dejaba llevar, él vio como ella poco a poco se desinhibía y se sentía halagado por el hecho de que ella lo hubiese visto con ojos de mujer coqueta. En medio de la conversación, que transcurrió sobre música, libros, lugares, pero no sobre sus vidas, ella se sorprendió a sí misma de pronto, casi inconscientemente, invitándolo a subir, y ahora estaban allí los dos, viéndose a los ojos quizás como nadie los había visto alguna vez, una mirada profunda y enigmática. Una mirada que pedía mucho, pero que en el fondo les recordaba que este encuentro era prohibido, que tenían poco tiempo, que sería el único. Sus cuerpos se fundieron en un beso tímido primero, y que se convirtió en pasión pocos momentos después. A partir de entonces, todo transcurrió rápidamente, las ropas desaparecieron dando paso al desenfreno, los dos se dejaron llevar…
Él desapareció dejándole una breve nota en la recepción del hotel. Ella sabía que sería mejor así, que intentaría olvidarlo, pero no apostaba mucho porque eso pudiera ocurrir…”

Hecha la tarea... sobre la música, no tengo idea de quien pueda ser el autor, aunque como a algunos de quienes han hecho también la tarea, pues me suena cercano, de por aquí, no de por allá...
Un abrazo grande

domingo, abril 23, 2006 2:57:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo? Lloré, lloré y lloré como aquella canción de Yordano.
Se me fue el aire entre los violines, entre las cuerdas de aquel violoncello que tú tocabas allá por Bello Monte camino a la casa de nuestra amiga de Helio nombre, te acuerdas?

En el beso no dado, en la caricia perdida entre los dedos, en el libro de Chejov que me regalaste.

Aquel Ego-ego entre las botellas de Polar y su disco de Cazuza:

"vago na lua deserta
das pedras do Arpoador,
digo alô ao inimigo,
encontro un abrigo
no peito do meu traidor.

Faz parte do meu show,
faz parte do meu show,
meu amor..."

Luego te fuiste en las tripas de una ave de metal, aún te recuerdo.

Saludos a Mon.

domingo, abril 23, 2006 7:19:00 p. m.  
Blogger Pagana said...

ay Silmariat, amigo...Obviamente no estoy pasando por un momento de total alegria, porque escuchar tu vals me dejó una sensación... de falta, de confusión...
No se, debe ser que todo me cae un poco así en estos días, de todas formas me gustó más el final. Fué como si al fin se compusiera todo...

Un abrazo querido amigo :)

domingo, abril 23, 2006 8:20:00 p. m.  
Blogger Lully, REFLEXIONES AL DESNUDO said...

Es una hermosa melodia, es un JOYA es estar en retrospección pero también en la magia de vivir, de sentir... y denota en tí a un hombre, a un caballero, a un ser de mucha clase y posición. Te admiro mucho...
Ah!! muy pronto se lanzarà una gran revista virtual: EquinoXio.

Un abrazo afectuoso!

domingo, abril 23, 2006 8:48:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Lo hermoso de lo que no se sabe a ciencia cierta lo que es; pero que termina por parir tantos sentimientos encontrados dentro de uno mismo.

domingo, abril 23, 2006 11:12:00 p. m.  
Blogger Câline said...

...ya falta poco para saber!!

lunes, abril 24, 2006 1:58:00 a. m.  
Blogger Regina Falange said...

Tarde pero seguro..

Me conecté con la tristeza, pero no con la coyuntural, no con esa que se detona como un grano tras una ingesta exagerada d chocolates. Me conecté con la tristeza que da quietud, con esa tristeza que es necesario tener en algún lugar de los cartílagos para recordar que no podemos tapar con un dedo ese lado de la vida..

Sé mi hechicero hermoso que mi comentario sale de la línea general, pero no podía dejar pasar por alto que este pedazo de deleite auditivo que nos ofreces me alivió la noche, que ya es bastante decir..He ahí la vista desde mi humilde espejo

P.D Desde ese espejo se ve también tu cariño!Abrazos!

lunes, abril 24, 2006 6:53:00 a. m.  
Blogger Troka said...

Recien hoy vengo por aquí, toy raspada con esta tarea, veremos si me emparejo con las otras dos entregas.
Un abrazo
Abur.-

martes, abril 25, 2006 5:23:00 a. m.  
Blogger sulaco said...

A mi me recuerda la película Gattaca o quizás el quinto elemento. Definitivamente me recuerda al cine y a esos momentos mágicos en los que la musica lo envuelve todo.

jueves, abril 27, 2006 11:26:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

............

es una bellizima pieza......

sabes......esta cancion me lleva a un pasado......a un pasado ubicado ..talves en la memoria colectiva..... un pasado que añoramos...o qe añoro..... un pasado que me trae nostalgia....un recordar de momentos inolvidables...... ese conjunto de ritmos..me huele a magia..... una magia...q nos extrae de nuestros adentros..los pensamientos mas reconditos de nuestro ser..... me gustaria tener esta pieza dentro de mi coleccion...... al igual que a los demas nos as contagiado de una magia...y as sembrado una semilla de no se qe cosa con este hechizo....si no fuera mucha molestia.... y sin intencion de intrometerme ni estorvar en tus tesoros me gustaria tener esta ....como llamarla...... valz de la luna????.....mi mail es " jaime.sloj@gmail.com " por si me permites tener esta pieza..te lo pido porfavor......... .. bye

sábado, junio 03, 2006 8:06:00 a. m.  
Blogger Cesar Vo said...

Una vez estuve en una de las ciudades mas hermosas que he visitado. Brujas, Bélgica. Esta melodía me transportó directamente a esa inolvidable caminata de varios días viviendo con mis cincos sentidos solitarios esa ciudad. Allí, los cisnes tienen un significado especial, uno que otro aun puede verse en los lagos principales que refrescan el caminar. El elegante blanco deambular de esos cisnes, que casi tocan el agua, es lo que me sugiere esta música. En ese lugar detenido, en Brujas, pasaba horas caminando, leyendo y deleitándome con el aroma de sus calles empedradas y húmedas. Siempre los cisnes aparecían como prudentes y orgullosos vigilantes de mi disfrute y entrega, asi como cuando escucho esto. A veces de un modo totalmente impredecible, aleteaban sus inmensas alas haciendo un despegue arrepentido que sugería una personalidad irreverente y divina, tal como los cambios apasionados en la mitad de esta melodía. Con ello anunciaban lo que luego ocurriría, con la misma sutileza de su llegada desaparecían dejando el grato sabor de la elegancia y sobriedad, entre los arcos de puentes de siglos que servían como escondite. Todo eso y mas es lo que me sugiere este vals, un paseo imaginario de mi alma a un importante capitulo de mi historia lleno de sensaciones intensas y armónicas. Siento emoción.

Me parece elegante, perfecta y en ocasiones prudentemente apasionada.

Gracias por mostrarmela.

Un Abrazo,
CV

miércoles, mayo 02, 2007 5:38:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home