sábado, octubre 01, 2005

Y QUIÉN DIJO QUE QUEDARSE SOLO ES UNA PESADILLA?
ALGUNOS TIPS PARA HOMBRES QUE LES DEJÓ LA CUAIMA POR OTRO O POR OTRA (SE HAN VISTO CASOS); UNA NUEVA TERAPIA OCUPACIONAL, LOS PSIQUIATRAS Y PSICOLOGOS, A VECES, NUNCA SE EQUIVOCAN.

Nada de ir por la vida en una de “pobrecito yo”, ojos lagrimosos tipo conjuntivitis hemorrágica o dando lastima a cuanto amigos y amigas se encuentre. No. Dignidad ante todo. Entiendo, es comprensible, que los primeros días son terriblemente terribles; uno piensa que el mundo se volvió carne molida o que no tenemos futuro. Aunque sea difícil de comprender, tranquilo, “El sol sale mañana” dijo Hemingway pero ojo no termines como él. Créeme, si decides seguir los pasitos de Ernest, la cuaima no llorará ni se sentirá culpable. La verán, quizás, vestidita de negro en el camposanto y por dentro diciendo: “Pendejo!!!”, riéndose por lo bajito y la gente pensará: “Pobrecita…, todavía lo quería”. Y darle armas al enemigo es terrible, ni se te ocurra.

Así que allí te van algunos consejitos.

Quédate en la casa todo el tiempo que puedas y más todavía, total ella fue la que se fue, o no? El primer fin de semana es el primer paso. Comienza el día a punta de DVD, hay para todos los gustos. Americanadas de puro sudor, sangre y semen. Francesas de esas que de lentas pueden arruinar el mejor de los días, olvídalas, son de terror. Las de Almodóvar tampoco son recomendables, ya que verás todos y cada uno de los roles de tu cuaima particular y la cosa es superar el bajón. Una triple X funciona como vitamina para comenzar activo el día y es sanísima para ejercitar la imaginación y constatar que tu disfunción era solo mental. Aprovecha, y antes de ver alguna película, limpiar la TV. Pásale un relleno de cubrecama que succiona muchísimo más y mejor que una aspiradora.

Luego de horas y horas y horas de DVD –con sus respectivas pausas y rew, play, ff y poder observar cuadrito por cuadrito-, puedes leer un rato. Agarra primero algo suave. Una Playboy, Pent House o las páginas bursátiles, si lo tuyo es la reflexión. Si eres más exigente ubica una Hola, Cosmopolitan -es más que seguro que la cuaima dejo alguna por algún sitio- otra opción es leer a Quino o hasta la misma Maitena, aunque por los momentos nada bueno hacerlo (A Maitena), si tú opción son los comic, que no dejan mal a nadie. También funciona un buen libro. Ni se te ocurra uno de Isabel Allende te deprimirá lo suficiente como para despachar ipsofacto la lectura y pasar a otra actividad hogareña. No por malo, todo lo contrario. Los años y las penas femeninas usadas hasta el abuso de dicha escritora, la manera de evocar, te podrán tan pesado que no podrás ni voltear las hojas. Si lo tuyo son las temáticas existenciales o románticas nada mejor que mezclar la pelota, el balón y poesía. Encuentre alguna biografía de Bush, padre o hijos, da igual. Ahora nada mejor que Rico Mc Pato o quizás Asterix y Obelix si eres exquisito.

Luego de comer alguito. Un quesito crema con pan tierno y calientito, mucha fruta. Nada de complicaciones, recuerde que usted esta en rehabilitación. Es hora de ponerse al día con los video-juegos. Tome el control y comience a disparar hasta que supere en puntuación a todos los hijos de tus amigos, o de los tuyos si tienes, con gran diferencia. Mate a cuanto bicho, mounstricos, animalito o extraterrestre se le atraviese en el camino, suelte toda la rabia y la violencia contenida, no deje vivo a nadie. Después de 15 horas de tanta matazón no sentirás sino amor y comprensión por sus semejantes, incluso de la cuaima. Pero sólo un momento, esa bicha ni agua.

Otra alternativa. Pon música. Saca todos y cada uno de los CD de la cuaima y lánzalos por la ventana, seguro que encontrarás buen material para calentar el brazo. Compite, contigo mismo, a ver cuál llega más lejos. Las rancheras, ni tocarlas. Son el regalo ideal para amigos que no han superado lo que ya tú estás por superar.

Ya en forma, ve al bar y prepárate algo. Aquí te dejo algunas recomendaciones… En una coctelera coloca hielo, una copa de tequila, el jugo –zumo si eres de la península- de una naranja y un toquecito de algún almíbar. Puedes probar otro lleva; vino blanco, una copa, jugo de piña –a tú gusto-, ron blanco, una medida, jugo de limón, sólo un toque y azúcar al gusto. Colocas todos los ingredientes en una coctelera con hielo, menos el vino, agitas bien. Lo sirves en una copa e incorporas el vino. Prueba con otro, puede ser dos copas de vino tinto, un chorro de almíbar, una copa de coñac, media barra de canela, un chorrito de vainilla y tres clavos. Hazlo así. Calienta el vino con las especies sin dejar que hierva. Lo dejas reposar por 10 minutos. Lo cuelas y le pones el coñac. Luego me cuentas.

Luego de los tragos, come. Métete a Chef. Saca unos tomates rojos -igual que los labios de la que te conté-, córtalos menudamente, siente lo sanguinolento entre tus dedos, disfrútalo. Luego una cebolla grande, córtala finamente en julianas y si te da por llorar, no importa. Saca un bisteck. Corta pedacitos de pimentón y un par de ajos. Agrégale un toque de salsa inglesa, pimienta, comino y sal. Sofríelo todo y en plena cocción coloca la carne. Si te quedó los dedos el olorcito de los ajos o/y la cebolla, frota los dedos contra el acero inoxidable del lavandero y la peste desaparecerá. Si se te quema la carne, o el plato te queda como tú animo, no importa. Siempre hay una pizzería o un chino por teléfono que acuda a nuestra ayuda. A todos nosotros nos han pasado tragedias en las artes del fuego y la sazón. Si te cortas y no tienes curitas –la cuaima se las llevó, seguro!-, aprieta los bordes de la piel y échate un poco de pega Ega o cola blanca. Si se te quemó el sartén, ponlo de nuevo en la cocina, con un toque de agua, sal, vinagre y caliéntalo. Después sácalo y lávalo. Te quedará como nuevo.

Ya en domingo, no llames a tus amigos, eso es fatal. Haz algo divertido. Organiza tu ropero. Limpia y pule tus zapatos. Puedes hacerlo fácilmente con la parte de adentro de un cambur, después pásale un paño o una servilleta. Bota los pantalones que ya no te cierran. Sé realista, nunca volverás a la talla que tenías cuando naciste. Ponte a desmanchar las camisas. Luego plánchalas, es toda una experiencia. Un buen truco es pasarle un bombillo tibio por las arrugas más rebeldes. Le quedaran tipo Pinochet, derechitas.

Como nadie se va a burlar de ti, métete a Metrosexual, hazte una limpieza de cutis. Ábrete los poros. Ve a la cocina y toma la olla más grande que tenía la cuaima, ponle agua y sal. Ponla a hervir. Demuéstrate que eres macho, muy macho. Coloca la olla, con el agua caliente, en la mesa del comedor y con una toalla grande construye una carpita y tu cara dentro a unos 20 centímetros del agua. Sufrirás, sudarás como loco pero vale la pena. Luego del suplicio, unos 10 o 20 minutos, sal corriendo al baño y lávate la cara de 3 a 4 veces con jabón neutro y agua helada. Vuelve a la cocina y toma unos cubitos de hielo, pásalo por la cara, para cerrar los poros y después ponte una cremita fría. Luego sentirás que la tienes como un cristal de suave y limpia.

Otra forma es hacerte un peeling natural. Embadúrnate la cara de yogurt, déjatelo secar y después juega con tus dedos, previamente limpios, y pásatelos por la cara con movimientos hacia arriba sobre una servilleta y luego te la lavas. La sentirás fresquita.

También puedes hacerte un baño de crema al cabello. Cortarte y limarte las uñas de las manos y de los pies o darte cualquier otro mimo que por tiempo o por vergüenza no te atrevías a realizar. Si la cuaima tenía uno de esos masajeadotes ultramodernos, prepárate para una terapia antiestrés. Date un buen baño de Rey y comienza el automasaje. Al salir del baño puedes limpiar el horno, desmanchar el piso o hacer cualquier otra cosa súper divertida. No hagas como la cuaima que siempre se quejaba, disfrútalo como nadie.
Por cierto, si tienes una melena tipo León de circo, no hay problema, pero si no, CÓRTATE los terribles pelitos de las orejas. No sé por qué maligna casualidad, dichos pelitos son directamente proporcional a la Freud –calva- que uno pueda tener, eso de ir por la vida con un Amazona en cada pabellón auricular, cómo que no, verdad? Eso cuenta también con las lianas que sobresalen de las fosas nasales.


Llegó la hora en pensar en tu mejor amigo: El carro, tu auto, tu coche. Es tu caballo, tu mundo y prolongación. Pon buena música, unas cuantas cervecitas y manos a la obra. Púlelo y si tiene rayones, agarra un creyón de cera del color del auto y píntalo. Después pásale un paño suave para alisarlo. Una buena idea para cubrir raspones u óxido, si tu carro es blanco, es utilizar tipex.

Si la cuaima se llevó el carro, no importa. Cómprate unas plantas y si ya las tienes, toma tus herramientas y somete a las pobres a un tratamiento regenerativo. Pódalas, corta las hojas muertas, remuévele la tierra, colócale alguna vitamina y báñalas. Cuidado con las pastillas. Si las pones directamente en la tierra y en gran cantidad matarías a las pobres y eso no es la idea. Disuelve en agua dos o tres, dependiendo del tamaño y listo. Si tienes jardín y por estar de ecologista tienes un encontronazo con una avispa, frótate la herida con una pasta de bicarbonato de sodio y agua.

Son incontables las diversiones que tu hogar, leíste bien TU HOGAR, te ofrece. Pon un CD -de los que aun te quedaron- y juega un solitario, los puedes hacer con dominó, con palitos de fósforo o con monedas. También hay juegos de mesa que puedes hacerte pasar un rato increíble. Juega contra ti mismo y verás. Apuesta contra tu contrincante imaginario y para que te duela el bolsillo, lo que pierdas…, gástalo inmediatamente.

Si te aburres, el mayor placer viene a continuación. Arregla los desperfectos de la casa. Si las gavetas -cajones- no cierran bien, limpia las juntas y ponle cera para bujías. Si los pasadores están gastados, colócale masilla o instale una vara nueva de madera. Para que ruede mejor, ponle un pedazo de plástico, lávala con agua y jabón y ponle lubricante seco. Para destapar el desagüe necesitas una ventosa -y no la cuaima-, unas pinzas, una llave y un alambre. Llena de agua el lavandero, lavaplatos o lavamanos. Comienza a succionar con la ventosa. Si no te funciona, quita la tuerca del drenaje que está bajo el tubo, ponle un tobo. Mete el alambre hacia arriba, hacia el orificio del desagüe.

Siempre es tiempo para quitarte esos kilitos de más. Prepárate una mini rutina de ejercicios y cúmplelos. Desempolva el juego de pesas, haz dos o tres rutinas de 12 a 15 repeticiones. Haz sentadillas y repite de 10 a 12 veces. Haz abdominales. Coloca las manos ligeramente sobre la cabeza, dobla las rodillas y pon tus pies en una silla. Lleva tu hombro izquierdo hacia la rodilla derecha y luego a la inversa. Repítelo unas 50 veces. Divertido, no?

El ocio, dicen, es la madre de todos los vicios, pero la rutina, en este caso, es una maravilla. Y si por alguna estúpida razón te llega esa vaina rara que llamamos melancolía..., vuelve a comenzar con todo desde el principio. También puedes hacer tu propia "variaciones sobre el mismo tema", la vida continúa.

Si haces todo esto, ya ni siquiera te acordarás de la cuaima o, en el peor de los casos, puede suceder que ella regrese.

Créeme!!!


22 Comments:

Blogger Nostalgia said...

Amigo Silmariat; esto está FABULOSO! al fin un hombre en esta blogósfera que derriba el mito de que las pendejas y sufridas siempre somos las mujeres!! tan es así que un amigo mío está pasando por ese trance y para acá lo voy a mandar más rápido que inmediatamente!

p.d. gracias por el regalo que me dejaste en casita :)

sábado, octubre 01, 2005 12:33:00 a. m.  
Blogger aprendiz de maga said...

jajajaja, me has hecho reir muchísimo... el problema es que ¿cómo diablos entretienes al corazón para que en medio del ejercicio, el peeling, el asado, la reparación de la gaveta no se tope con un rastro de la cuaima y se le derribe la vida?
lo bueno de todo es que al menos se sale de eso con el cutis más limpio, unos kilos menos o un nuevo platillo que lucirle A UNA NUEVA CUAIMA.

sábado, octubre 01, 2005 1:39:00 a. m.  
Blogger Tramontana said...

Jaja, pero si hicieran todo esto desde el principio (especialmente los arreglos de la casa) la cuaima seguro no se les hubiera ido.

sábado, octubre 01, 2005 1:50:00 a. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Querida Nostalgia:
No hay de qué!

Querida Maga:
Tú crees que un novato va a estar pensando en la cuaima mientras trata de cocinar algo comible?
Bueno, también los hay, pero la mayoría se vuelve un laberinto tratando de buscarle sentido a los condimentos.

Sé por qué te lo digo.

sábado, octubre 01, 2005 1:52:00 a. m.  
Blogger Edén del Vainero Psicosocial. said...

Jajajajaja Silmariat, jajajaja
¡Qué buen post!
Uno de los mejores que he leído en mi vida. Esa es la pluma que más me gusta de tu escritorio.
Cómo me he reído. Tanto por su particular sacasmo, como por su endemoniado realismo.
Y al final, aparte de ocurrir que ni se acuerden de la cuaima o que ella regrese, es hasta posible que salgan corriendo a buscarla.
Excelente, me encantó.
Un abrazote a quien considero un excelente y brillante revoltoso de las cosas cotidianas: tú. Puro feeling.

sábado, octubre 01, 2005 4:08:00 a. m.  
Blogger Haller said...

Para no planchar las camisas se pueden colgar si estrujar, abrochadas por el cuello, que estilen. No quedan como las del hombrecito que nos dió fama mundial pero para un simple mortal bastan.
Espero jamás tener que pasar por esos trances.
Saludos.

sábado, octubre 01, 2005 6:16:00 a. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Amiga Edén:
Estoy contigo que a veces se debe guardar el orgullo y darnos una 2da. oportunidad. Pero en este caso fue ELLA la que se fue con otr@.
Eso de ir por la vida de rodillas pidiendo que se nos ame o que regreses, es por lo menos humillante.
Lo mejor, bajo mi concepto, es respirar profundo y seguir tu camino.
No es fácil, pero qué es fácil en la vida cuándo algo merece la pena?

Todo lo mejor para ti

sábado, octubre 01, 2005 9:35:00 a. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Amigo Haller:

Es bueno estar prevenido, uno nunca sabe.

El primer día es de terror, así que antes de ir a torturar a nuestros deudos, familiares o/y amigos. Lo mejor es asumir. Respirar profundo y limpiar el baño.
Por ejemplo: El detergente para el lavaplatos es genial para limpiar todo el baño, baldosas y la bañera. Luego se seca con un poco de líquido para limpiar las ventanas y listo.
Queda perfecto, que ni nuevo.

Todo lo mejor para Usted.

sábado, octubre 01, 2005 9:44:00 a. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Amiga Tramontana.
Ya sabes, no somos perfectos.

Todo lo mejor para ti.

sábado, octubre 01, 2005 1:44:00 p. m.  
Anonymous Roger - El Guaro said...

Jejejejeje muy bueno vale, me reí bastante y tome nota de esos tips, en estos momentos no estoy pasando por esa situación pero de alguna manera se me contagio algo hogareño leyendo el post y me pondré ésta misma tarde a hacer algunas cosas que tengo pendiente acá en la casa, este post me hubiese caído como anillo al dedo hace 6 meses. Lo de los ejercicios lo haré y tengo unos tomacorrientes que se quemaron, un extensión que añadirle un enchufe que ya compré (la tengo conectada con los cables pelados) y un lavamanos medio tapado, hay que abrir poco la llave para que no se rebose, mientras pondré música y haré que todo parezca un video musical, que vaina, si no es porque leo este post hubiese seguido postergando esos detalles, por cierto me provoco cocinar también, lastima que ya tengo el almuerzo listo que me quedo de ayer, vivo solo y te aseguro que hacer oficios con cierto grado de animo y no por no hundirme en la basura será muy relajante, es más, hoy tomo aquí en mi casa, no voy a salir a jugar pool, voy a invitar a un pana con su esposa y su cuñada a ver una película en el DVD y a tomarnos un roncito que tengo guardado, jejejeje fíjate lo influyente que llega a ser un post, luego te cuento como la pasé hoy en casa. Saludos y también lo mejor para ti, date una vuelta por mi blog.

sábado, octubre 01, 2005 4:36:00 p. m.  
Blogger protheus said...

¿Qué coño es esto, amigo? No te dejes adular. Olvida esta paja y escribe bien, que tú puedes -con la pluma- hacer lo que quieras. Espero que no quieras esto para tí.
Un clavo saca otro clavo, y ya. Mujeres, lo demás son mentiras que contamos, a ver si las creen.

sábado, octubre 01, 2005 4:49:00 p. m.  
Blogger Tramontana said...

Pues nadie somos perfectos, tú por lo menos escribes, y dices que cocinas...

Estuve viendo tus diferentes escritos y tienes cosas muy buenas. Hay unos que se sienten.

Lo mejor para tí siempre.

sábado, octubre 01, 2005 5:19:00 p. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Amigo Protheus:

Algo no entendí..., debe ser que perdí mi bitácora o mi castellano está mutando. Debe ser mi edad o quizás que me dió por volver a ver "El Señor de los Anillos" de un solo tirón.

Todo lo mejor para ti

sábado, octubre 01, 2005 10:37:00 p. m.  
Blogger aprendiz de maga said...

sabes para qué sirve que te deje la cuaima también? para proponerse terminar un postgrado o hacer ese viaje que siempre se soñó o pintarse el pelo de verde o salir a la búsqueda de otra cuaima veinte años menor (o mayor, que eso está de moda también)...
de verdad, insisto, y coincido con Edén, tienes muy muy muy buena pluma!!!

sábado, octubre 01, 2005 11:49:00 p. m.  
Blogger Hombre Lobo said...

Mmmm... curioso. Dices que se fue con "otr@", como para no especificar su género.

Eso te pasa por empatarte con una bisexual (condición que resulta signo equívoco de una ambición desmedida).

Jajaja.

domingo, octubre 02, 2005 8:14:00 p. m.  
Blogger Christian said...

Estábamos inspirados paréese…
Buenos concejos….siempre hay algo por hacer…sino se inventa.

lunes, octubre 03, 2005 3:16:00 a. m.  
Blogger uacasa-nueva said...

Buenos consejos distraerse siempre funciona...aun asi en lo personal creo q siempre hay que darsetambien un tiempo para sufrir las penas...creo q son sentimientos fuertes que vale la pena vivirlos y no tanto evadirlos.

miércoles, octubre 05, 2005 12:23:00 a. m.  
Blogger Bruj@ said...

Querido Silmariat...
Esto tambien es una muy buena idea para poner al Enemy en trainning hogareño... si hago que me voy unos dias él será capaz d tener mi casa como un espejo al llegar... guuuauuu que buena idea... siiii
jeje
Muy buena pluma hechizero.
Besos y saludos a tu cuaima.

miércoles, octubre 05, 2005 1:42:00 a. m.  
Blogger protheus said...

Haces como los pitchers traidores. calienta que calienta el brazo y, cuando ya estás listo para lanzar y pulverizar tu récord, te marchas a tu casa a ver a tus compañeros sudarse la gota gorda por TV.
"One more round, one more round", amigo.

miércoles, octubre 05, 2005 1:47:00 a. m.  
Blogger Fragilidad said...

jajajaj , la verdad que esta barbaro !!! pero si es lo mismo que hacemos nosotras !!!..
besos !!!

miércoles, octubre 05, 2005 2:52:00 p. m.  
Blogger Voikot said...

Hola! primera vez que te veo por mi blog, muchas gracias por la visita, me dieron mucha risa tus consejos, pero hay algunos bastante buenos y certeros.

Nos leemos, saludos!.

miércoles, octubre 05, 2005 9:45:00 p. m.  
Blogger angel said...

...y después de todo eso te queda tiempo, pásate un rato por mi blog, a leer poesía, que es lo único que tengo para ofrecerte: poesía y más poesía de diferentes autores. Desde ya, si te queda tiempo, te doy la bienvenida...

domingo, octubre 16, 2005 3:10:00 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home