sábado, septiembre 24, 2005


Una taza de café, el humo circulante y el aliento jadeante, algunas notas de alguna sinfonía caminando en el ambiente.

El mundo otra vez se detiene, el mundo comienza andar y el eterno tiempo mueve su rueca una y otra vez.

En el silencio vuelve a mí aquella distante melodía:

Doª-La-Sib-Doª-Faaaa-
Doª-La-Sib-Doª-Reª...,

que me trae aquellos sueños de noches encantadas de algún lugar del mundo; donde la realidad se hacía (Se hace) fantasía de carámbanos en primavera y hojas amarillas en febrero.

Olores de pradera, matizada al sol y un dejo de tristeza en el vuelo de las aves; el mundo me mira y hasta sonrojo, la decisión está tomada desde hace mil años, pero aún no comienzo a caminar, quizás porque conozco todas las verdades tras las mentiras.

La noche envuelta en tul y gasa, enjoyada y esbelta viene a mí, me da un beso azul; mientras que la luna, emerge de su carruaje, más blanca que de costumbre..., los gatos saludan en los tejados, yo bostezo y guardo silencio.

Unos dedos tocan suavemente el arpa de los sentidos y murmullos danzantes entre las sábanas hacen mutis; la vida despierta entre los rocíos de la noche..., las brujas danzan, el mundo duerme.

El telón descubre emociones calladas mostrando sonrisas, mostrando señales de sentimientos llameantes de aquí, para allá, día a día, noche a noche.

Una taza de café acompaña a los amantes sumergiéndose entre sus propias espumas danzantes, abrasándose, jadeantes, sinuosos, hambrientos.

El humo circulante y el aliento jadeante de la noche va ocultándoles del mundo para luego desaparecer llevándose todos esos verdaderos y auténticos secretos que nadie jamás deberán saber ni sospechar.

Algunas notas de alguna sinfonía caminando en el ambiente hace marco perfecto entre la marea, la luna ríe, la noche canta y hasta danza de un rincón a la pared, encerrándose entre cojines.

El mundo otra vez se detiene en un beso, en un abrazo, en un "te quiero", en un "te amo", cuando la vida se hace esencia y se unta entre los cuerpos.

El mundo comienza andar en un jadeo, en una caricia, allí donde el vivir cobra sentido, el mundo comienza desde el primer día para volver a comenzar.

Y el eterno tiempo mueve su rueca una y otra vez para hacernos ser y sentir la verdad de todas las verdades, para hacernos entender que nada pasa en vano, que nada es azar...

Doª-La-Sib-Doª-Faaaa-
Doª-La-Sib-Doª-Reeeeª-
Faª-Miª-Reª-Reª-Doª...

A mi niña, mi sutil pétalo de flor hermosa.

5 Comments:

Blogger protheus said...

Excelente. De veras.

sábado, septiembre 24, 2005 3:11:00 a. m.  
Blogger Carmelo Lattassa said...

Quiero aprovechar para darte las gracias por pasar por mi blog... como no.
Hay un cuento de Augusto Monterroso que se llama Movimiento perpetuo, si lo conoces, o si lo lees dime... cuanto coincide con tus pensamientos... un saludo pana.

sábado, septiembre 24, 2005 6:48:00 a. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Photheus:
Algo más que contar o/y decir?

Carmelo:
Cuál de ellos o todos ellos?

TLMPU.

sábado, septiembre 24, 2005 1:37:00 p. m.  
Blogger Haller said...

Excelente. Bellas palabras, mejores que cualquier ramo de rosas y tulipanes frescos, por que éstas no se marchitan. Hermosa imagen has elegido. Jardín Japonés?.Con arroyo y piedras cantarinas?.
Ah!, gracias por los halagos, pero me temo que mi "profundidad" es un barroso charco comparado con tu lago de inspiración.
Saludos.

sábado, septiembre 24, 2005 6:46:00 p. m.  
Blogger Bruj@ said...

Aquellas notas musicales, tan tuyas, tan mias... las danzas nocturnas que se enredaron en nuestros cuerpos, como la madreselva.

Si, aún mantengo el olor a canela de tu cuerpo en mis sentidos. Infringiendo la ley del universo, al menos en la mente... me haces flotar en palabras y deseos, de otras cosas... no muy comunes, no muy simples, no muy santas.
"Ha de ser la primavera"

Gracias por "VERME".
Un profundo abrazo, desde mi "cáscara de nuez".

sábado, septiembre 24, 2005 7:20:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home