jueves, mayo 08, 2008

Aquella música lejana… (Serie de 3, última entrega)

Puerto de Santander

De repente allí estamos, con los sentimientos espejos rotos y, vanamente, tratando mantener el tipo. Nos dibujamos, lo mejor posible, una sonrisa, respiramos profundo y la vida continúa. Cuántas veces nos ha sucedido. Lo peor es cuando se tiene algunos años y ya tenemos suficiente kilometraje como para saber algunas verdades de todas las verdades.

“Vivimos en un melodrama en el mejor tipo de Libertad Lamarque o de cualquier heroína cuarentona escapada del cine mexicano.” Me decía Migdalia, estrenando rol, divorciándose de su “amor para toda la vida”, fumándose un cigarrillo, cual María Felix, tragándose las lágrimas y ellas, las lágrimas, haciendo garabato en su maquillaje. “La vida se nos convierte en un bolero, desafinado y mal cantado”.

Y allí estamos, completando los discos que nos faltan en nuestra particular rocola. Llenando de nuestras vivencias las letras cantadas por otros, suspirando suspiros prestados.

La primera vez que tuve conciencia de algo llamado bolero, fue escuchando a Chucho Avellanet cantando canciones de María Grever, “Así…, siempre así…, siempre te amaré…, así…” apuñalando, a mansalva, cuanta adolescente, y no tan adolescente, se le atravesara por el camino. Corrían veloces los últimos sesentas –lo de antiguo no es metáfora- y yo escuchaba a Nilda, hija la vecina de mi abuela "La Filósofa" , aniquilar todas las notas musicales. Ella era la asesina de las canciones de Felipe Pirela, Leo Dan, Roberto Carlos, Piero, Leonardo Favio, Marco Antonio Muñiz, Enrique Guzmán, Los Cinco latinos, Palito Ortega, Cesar Acosta, Rocío Durcal -antes Juan Gabriel-, Armando Manzanero, Sandro, Elio Rocca, Nicola Di Bari y hasta mi abuelo, la paciencia tiene un límite, casi le quitaba la copa, cuando cantaba “Frente a una copa de vino” de Luisito Rey.

Bueno, algo debo agradecerle a Nilda "la desafinada", el saber que cuando no se tiene algunos dones, es preferible no cantar…

Y así siguieron, por mi vida, apareciendo cantantes, canciones, baladas que llegar en el momento que menos lo esperamos. Canciones que son boletos directos a la nostalgia. Nos llevan a aquella sonrisa, aquella mirada y nos quedamos viendo lejos, sin palabras.

La cosa empeoró con las canciones gringas, italianas y, los más osados, francesas -el mayo francés del 68 también trajo lo suyo, Charles Aznavour cantando en español no fue de gratis-. Era ver a mis tías, y a sus amigas, como peces fuera del agua, por los rincones decorando los primeros años de mi niñez.

A veces, cuándo menos lo esperamos, una canción nos trae un largo pasado, él cual, ya pensábamos era olvidado, completamente muerto y eternamente sepultado. Pero no, allí está, sacándonos la lengua, mofándose de nosotros y la vida continúa.

O peor aún. De repente nos regalan una canción y nos dicen sin anestesia: “Escuché algo y pensé en ti”.

Hace un tiempo, un pasado volvió y me regaló no una, si no dos canciones –quieres chocolate, pues allí te van dos tazas, recaliente y superespeso- y los futuribles, nunca cumplidos, se hicieron presentes.

Y, allí estaba yo, pensando que si hubiera pasado aquello, hubiera, hubiese sido lo otro. Los hubiere son tantos, pero no fueron, no son y jamás serán. Este post lo tenía pensado desde hace un año, su verdadero título era: “Canciones que te joden la vida”, pero luego de madurar la idea, nada en el mundo puede joderte la vida si tú no le das el poder. Además, la música siempre me ha acompañado -y espero siga- regalándome instantes maravillosos, momentos intensos, sencillamente instantes míos, instantes que regalo, instantes que disfruto.

Por ejemplo: Hace una semana me levanté recordando a Nilda y terminé, sabrá Dios por qué, cantando una canción de Claudia de Colombia mientras me cepillaba los dientes y reía, por Dios que Ustedes no saben cuánto me reí, por lo inusitado de la situación. La pasta dental y “Tú me haces falta” no pega, sencillamente no va ni con cola. Mi adorada Emperatriz China, cuando se lo comente, muerta de la risa, me dijo: “No será que tienes una conexión directa con radio Caracol”

En definitiva soy musical. Asquerosamente musical, pero tranquilos no pienso agobiarles con la lista de mis canciones, mis cantantes, mis temas…

Tan sólo les regalo una de las canciones que me regalaron y saquen sus propias conclusiones.


Todo lo mejor para ti.

PS: Regálame una canción y dime el por qué. Por cierto, estaré en CCS el 17 de mayo.

Nota: Gracias Leda por ese instante, la Caracas nocturna se veía perfecta entre la lluvia, allá en los ochenta, mientras Jordano cantaba su manantial, Montaner se presentaba en el Teresa, nosotros jugábamos a vivir y soñábamos en tantos futuribles. Eres parte de mi historia, gracias por tus dos tazas.

17 Comments:

Blogger Alicia María Abatilli said...

Excelente elección.
Eres musical, lo presentía pero ahora lo sé.
Admiro eso.
Un abrazo.
Alicia.

jueves, mayo 08, 2008 2:31:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

James Morrison... voz tan rara como estos tiempos. Espero te guste

http://www.youtube.com/v/5dezk-WEzBs&hl=en

jueves, mayo 08, 2008 2:39:00 a. m.  
Blogger Martha Beatriz said...

Sus deseos son órdenes, Esto fué lo mas rancio que le conseguí: Olga Guillot y su "Lluvia Gris", una guará. La escuchaba mi abuelo en 33 revoluciones.
Un abrazo apretado.

jueves, mayo 08, 2008 4:42:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Bueno, querido amigo, aquí tienes una canción: La Mer. Charles Trénet
http://www.youtube.com/watch?v=fd_nopTFuZA
Por qué? Pues simplemente porque es bella.Y porque el mar me invita a soñar con paisajes lejanos que están al otro lado, me divierte con su olas, me serena con su calma, es romántico y esconde miles de tesoros dentro. El mar me recuerda a la libertad y, por eso, me gusta tanto.
Un abrazo.
La centinela

jueves, mayo 08, 2008 8:37:00 a. m.  
Blogger IMAGINA said...

La música hechiza, Silmariat. Es la banda sonora de nuestras vidas. Podría hacer una lista interminable de canciones y cantantes. Nada tienen que ver unos con otros. Hay Rock, samba, boleros, salsa...hay hasta gaita gallega!

Un beso, musical y sonoro y quizás, por no dejar, ya que llueve te regalo:
Esta tarde ví llover.

jueves, mayo 08, 2008 5:01:00 p. m.  
Blogger Troka said...

la canción:
http://www.youtube.com/watch?v=YTckf-gwBEQ

el porqué: llegó a mí en el momento preciso

Besos!

jueves, mayo 08, 2008 6:02:00 p. m.  
Blogger Jacqueline said...

Te regalo tres canciones que me joden la vida:


. Transatlanticism Death Cab for Cutie


. Come away with me Norah Jones


. Samson Regina Spektor

Muchos besos lindísimo ♥

jueves, mayo 08, 2008 6:23:00 p. m.  
Blogger Rita ♫ said...

Mmmmmm!
Te debo un análisis y una canción. Amo los boleros, me gustan muchísimo más que las baladas las cuales terminan por cansarme. Te estoy comentando desde otro ordenador así que te pido unas horas para regresar con mi regalo.
Respecto del video, es muy bueno, pero no me gustan los análisis a la ligera.
Por cierto, mi mamá adoraba a Charles Aznavour y ya yo lo tenía borrado de mi memoria!
♥ Un beso, mi hechicero

viernes, mayo 09, 2008 7:13:00 a. m.  
Blogger Rita ♫ said...

Regresé rapidito...
Hablando de boleros...te regalo esta:
Contigo en la Distancia
aqui

viernes, mayo 09, 2008 7:34:00 a. m.  
Blogger Jogreg said...

Hay una canción que me recuerda a alguien especial, y considerando la ocasión que se acerca, pues te la pongo aquí...
http://www.youtube.com/watch?v=Dl3REvj2xf4
Para mí esto ha sido, es y será mi madre. No hay manera de escuchar y cantar esta canción sin que ella monopolice mis pensamientos y mi corazón.
Saludos,

viernes, mayo 09, 2008 5:32:00 p. m.  
Blogger Rita ♫ said...

De vuelta por aquí:

Señor hechicero, lo he elegido como víctima para un meme. La tarea está en mi blog. Me encantaría conocerle más a través del mismo, pero si no le gusta el (los) memes, siéntase libre de no hacerlo. (Esto es simple proceso burocrático... ;D)

Besos, Silmariat :*

sábado, mayo 10, 2008 1:10:00 a. m.  
Blogger Oswaldo Aiffil said...

Konnichiwa Silma san!
Hay canciones que te mueven, en mi caso, dependiendo del momento que esté viviendo. Recuerdo a Graham Nash en "Prison´s song", todavía pega, pasando por Andy Gibb y su "Don´t throw it all away our love", Jon Hendricks y su "Bye bye blackbird" cantado en la película "People I know", Martinha y su "Hoy daría yo la vida", María Teresa Chacín y su "Romance" (Tu amor es como las cosas que nunca tienen respuesta) y así por el estilo. En este momento me gusta muchísimo una balada blues-pop cantada por Madita, que se llama "Letter to you" (hay miles de canciones con ese nombre pero la de Madita es única, y me mata). La tengo en un CD que se llama "Styled in Italy". Esa canción destruye, te hace polvo, añicos, búsquela, bájela, cómprela, pero escúchela y me cuenta...Saludos Silma san!

sábado, mayo 10, 2008 3:57:00 p. m.  
Blogger Azul... said...

Todos, de una forma u otra, tenemos una nota discordante en la banda sonora de nuestras vidas...

Besotes y buen viaje, Hechicerísimo!!!!

martes, mayo 13, 2008 9:55:00 p. m.  
Blogger david santos said...

Buena postagene y muy buena canción!
Me há gustado mucho.
Gracias por hacerla.

miércoles, mayo 14, 2008 9:53:00 p. m.  
Blogger Griselle said...

WOW, QUE HERMOSA PIEZA, NO LA HABIA ESCUCHADO, SALI COORIENDO A BAJARLA. EN LAS PAGINAS DE OTROS BLOGUEROS HE ENCONTRADO BUENA MUSICA.

domingo, mayo 18, 2008 9:50:00 p. m.  
Anonymous lully, Reflexiones al desnudo said...

Me quedo con ese duo de grandes cantantes, un regalazo a mi alma en estos instantes de extrema sensibilidad.
Besos suaves y amistosos!

jueves, junio 05, 2008 9:33:00 p. m.  
Blogger ángel said...

Paso a agradecer muy especialmente su vista y comentarios dejados en mi espacio, particularmente al pie del poema del enorme Eugenio Montejo, admirado autor cuya obra imprescindible se quedará siempre entre nosotros.

Es un honor contarlo a usted entre los más distinguidos visitantes.

martes, junio 24, 2008 12:31:00 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home