sábado, mayo 19, 2007

Siempre he dicho que las cosas maravillosas de mi vida me suceden cuando menos me lo espero. Sé que en ello no soy para nada original, pues a la mayoría de la gente suele sucederle lo mismo.

Lo cierto que me lo encontré, comenzadito los noventas, entre las frondosas calles de la Caracas de entonces. Me vi tratando explicarle, camino a la casa de su hijo y a casi medianoche, que aquellas también frondosas niñas de elegantes vestidos multicolores, de frondosos labios, de frondosos pechos y piernas, de frondosas cabelleras y de forzoso andar, no eran lo que Él prensaba que eran.

Allí estaba Él riéndose, como sólo Él lo sabe hacer, cuando por fin me entendió, estrenando ojos de asombro y su “Was?” largo y eterno, pues aquellas primorosas señoritas eran, a la final, frondosos señoritos caminando, mejor que una miss, por la noche caraqueña.

Veníamos de disfrutar una exquisita cena, fue nuestro primer encuentro. Él estaba coronando la mesa, acaparando todo a su alrededor y es que Él es así. La reencarnación de un agujero negro, mejorado y ampliado. Todo un capricornio por la calle del medio. Él coronando y yo a sus antípodas, era inevitable, dos signos de tierra, jugando al reír más…, quizás por ello nos adoptamos de inmediato.

Él no hablaba castellano y yo nada de alemán, pero allí decidimos escribirlo. Allí se hizo realidad la primera edición de nuestro particular diccionario: “políglota seña, seña políglota”. Diccionario que con los años se multiplicó en tomos de diversas categorías, formas, ediciones, las esperadísimas reediciones y sus muchos colores. Aún lo usamos, cuando la situación lo amerita, en eso no hemos cambiado y creo que, en eso, no cambiaremos nunca.

Tiempo después, Él fue quien me dio mi primera clase de alemán-alemán:

“Können wir uns an diesen Tisch setzen?”

“Suppe”

“Teller”

“Messer”

“Löffel”

Con su perfectísima pronunciación, para luego hacerme la vida cuadritos con el suizo-alemán y dañarme la garganta con tanto sonido gutural, buscando una “g” en algún sitio de mi diafragma o de mi garganta, aún no lo sé.

Luego descubrí lo payaso que es, un Charlot con cabellera de león, su eterno cigarrillo y -claro está- su café.

Él hizo para si lo de: “Todos los días sale un pendejo a la calle, si lo encuentras es tuyo” y cuando le daba por buscarlos, era temible. Sus victimas al final lo aplaudían y hasta se reían por días enteros.

Es famosa su anécdota cuando hizo “vacunar” a una docena de suizos, pues iban a “...Venezuela?”, contra la terrible y horrorosa “Anaconditis aguda”. Claro habló con los médicos amigos y los incautos cayeron solitos llamando al Instituto Suizo Tropical de Universidad de Basilea. Mientras Él se moría de risa por dentro, como los buenos comediantes. Creo que eso viene de familia, yo también he caído por tonto algunas veces, pocas, pero he caído.

No es recomendable, ni sano, sentarse con Él en un avión…, se le pierden los zapatos, te moja con jugo de tomate, te decora la ropa con vino –sobre todo él muy tinto- o variaciones varias y sus respectivos etcéteras.

La vida es justa, pues ya no se fuma en esos artilugios. Una vez, al tratar ir al baño, movió el apoya brazos de tal forma –muy sutil, he de acotar- que el cenicero voló y colocó pintorescos motivos en la camisa del señor de atrás. Su “Oooouh!!!” es legendario.

Descubrí, no hace mucho, que era nazi…, bueno que fue nazi en su juventud, pues qué suizo-alemán no lo ha sido en su juventud, sobre todo si se nace en plenos años 20.

Se enamoró y como la chica en cuestión no le hacía ni pizca de caso, se hizo amigo de la mejor amiga de aquella chica. Era su forma de acercarse a su victima, cazador a su presa. Hilando fino y grueso. Pues el destino le jugó otro destino…, y se terminó casando con aquella enigmática prusiana, Marianne, amiga de su victima -cuando Prusia ya era un triste recuerdo- y la vida te da otra oportunidad para reconstruir lo construido. Por aquello que uno propone y el destino dispone.

Él tiene unos ojos azules celestes impresionantes, pero, pero, PERO una vez se los vi de un azul cobalto profundo de muerte. La furia era de campeonato y hasta el viento se paralizó.

Genio y figura.

De Él podría escribir, escribir y escribir sin cansarme.

Todos los días el cielo nos regala millones de estrellas, todos los días miles nacen y otros miles se apagan.

Me acostumbré a llamarle “Vater” y para joderle un “Papi”, que Él recibía entre carcajadas. Ayer, 18 de mayo, Él tuvo el mal gusto de irse, se me fue como lo hace una nube…, una nube que lentamente se desvanece en el horizonte, pero, eso espero, aparecerá, alguna vez, entre las montañas, sus montañas, “con cabellera de león, su eterno cigarrillo y su –claro está- café”.

Lo peor fue salir de la habitación y buscar a "Mi Ave Migratoria" y decirle que su padre ya no estaba, que ahora era una marioneta sin cuerdas y un tantas cosas. Ahora nos queda poner su vida en cajas, ordenar archivos, pagar facturas, regalar muebles, ver qué hacemos con tantas antigüedades, ver albumes, botar papeles, arreglar su mundo, entregar el apartamento -con todo lo que ello implica-, abrir las ventanas y que los recuerdos salgan o se nos cuelguen en el alma.

Es la segunda vez, en mí vida, que tengo que cerrar los ojos a alguien cercano. He vuelto a saber que la muerte tiene olor a flores amarillas -Gabriel García nunca se equivoca-, que la mirada se les transforman en la de un pez y que a veces unos dientes nos ríen a unos centímetros, que los círculos se cierran y que se abren otros.

Y que Marianne estaba allí -nunca se fue, ni se ha ido, ni se irá-, con su perpetuo vestido de rombos, con su cara maquillada adornada de papelillos y serpendinas, con su sonrisa.

No he llorado, quizás me he vuelto pragmático y su viaje es parte de esto llamado vida. Lo que si puedo decirles, lo que si les puedo confiar, es que le voy a recordar con una sonrisa.

Siempre le digo a mis amigos que la vida es eso, una sonrisa y uno debe cumplir con lo predica.

Entonces me pondré como sombrero una sonrisa, una sutil sonrisa, una sutil y leve sonrisa. Tomaré la mano de mi “Ave Migratoria” y la de Armin, su otro hijo, y volveré a sonreír recordándolo, respiraré profundo y sonreiré levemente como leve fueron sus 81 años.

August -Gusti para sus amigos, Gusti para sus hijos- gracias por sembrar en mi vida un poco de la tuya.

IN MEMORIAM

En Fick 20-09-2003

33 Comments:

Blogger Martha Beatriz said...

Ay amigo :(
Mucho cuidado con esos corazones, porque estas cosas son dolorosas...
cuídense ...

sábado, mayo 19, 2007 2:47:00 a. m.  
Blogger Chela said...

¡Que bella forma de recordar a un amigo! Es una mezcla de humor y de ternura, se trasluce tu afecto.

August tiene el aspecto de un hombre agradable que supo vivir y llenar la vida de sus amigos.Parte de él, como bien dices, vivirá en tí.

Puedo comprender tus sentimientos, pues como dice la canción de unas sevillanas, "Cuando un amigo se va algo se muere en el alma, algo se muere en el alma cuando un amigo se va".Tuve recientemene una experiencia parecida.

Siento que tengas el dolor de esta ausencia. Quedate con los bellos recuerdos,los de tu relato..

sábado, mayo 19, 2007 2:50:00 a. m.  
Blogger Rita said...

Silmariat,
No sólo eres hechicero por tus letras, sino por la manera de expresar y contagiar sentimientos.
Que lindo que llenes el vacío que te deja Gusti con el recuerdo de su sonrisa.
Un beso. Todo lo mejor para tí.

sábado, mayo 19, 2007 7:27:00 a. m.  
Anonymous sulaco said...

Un abrazo

sábado, mayo 19, 2007 9:06:00 a. m.  
Blogger Yadi said...

Hermoso post...y sabes que estoy con ustedes a un llamado de distancia.
Sólo te faltó la mención honorífica de los, ultra alabados por ti, Spätzle* que él hacia como nadie según me contabas!!!

Un beso lleno de sol a los dos.



*Prometo comprarme el mecanismo especial para hacerlos y dejarme de inventos con la base para hornear pizza.

sábado, mayo 19, 2007 11:46:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hoy me desperté con la brisa ligera que dán las premuras, las emociones que se alojan en el corredor de las bienvenidas. Se perfumó a nomeolvides las certezas del alquitrán, el trópico tomo el alma de las crayolas y los alientos se suman en una ristra de globos. Complice cerré la puerta, avizoro que sin destiempo hay una fiesta de carnaval que por las risotadas no va a terminar.

sábado, mayo 19, 2007 4:19:00 p. m.  
Blogger Waiting for Godot said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

sábado, mayo 19, 2007 6:23:00 p. m.  
Blogger Calle Quimera said...

Es hermosa la manera en que has hablado de tu amigo, pero más aún la manera en que tus palabras traslucen como lo has querido.

Un cálido abrazo , y un beso en tu dolor.

sábado, mayo 19, 2007 8:52:00 p. m.  
Blogger RomRod said...

muy triste... la vida nos regala alegrías y momentos sublimes, pero siempre termina el cuento con momentos tristes y despedidas. Un abrazo.

sábado, mayo 19, 2007 8:53:00 p. m.  
Blogger Goathemala said...

Es un bello, sentido y seguro que merecido homenaje. Mis más sentidas condolencias a ambos.

Junio nos viene mejor, luego nos escribimos y pasamos celulares. Además observé que ambos tenemos cuentas de gmail.

Abrazos y todo mi animo en estas dolorosos momentos.

sábado, mayo 19, 2007 9:06:00 p. m.  
Blogger la maga said...

te abrazo

sábado, mayo 19, 2007 10:10:00 p. m.  
Blogger Câline said...

Lo he leido completico dos veces: anoche y ahora.
No sé qué decirte.
Lo siento mucho, por ti y por sus hijos. Espero que el inventario y repartición no sea muy difícil... eso desgasta mucho.

sábado, mayo 19, 2007 11:05:00 p. m.  
Blogger Regina Falange said...

¿Qué más puedo hacer sino abrazarte?

Hechichero: En la vida estas cosas pasan y son inevitables. No por eso dejan de doler, no por eso nos hacen llorar.Sólo espero que encuentres dentro de tí la fortaleza para superar esta pérdida y sobre todo para recordar con una sonrisa a quien describes como un maravilloso personaje. Intuyo por tus letras que fue un enamorado de la vida, así que honra a su vida con un recuerdo alegre. EL dolor es normal, estará allí por un tiempo, el que necesites, que nadie te lo imponga y te lo apresure. Pero una vez superado, sacarás la cara por el recuerdo alegre de ese ser tan amado y que dejó una impronta tan positiva en tu vida...

No escribo porque en estos casos, siempre es mejor oír...Así que aquí y en donde quieras, estaré para tí...

Te SÚPER quiero!! Un abrazo de los mayores

domingo, mayo 20, 2007 2:22:00 a. m.  
Blogger quantum said...

Te sucedió, Hechicero: te sucedió conocerle y recibir de él ese azul hecho ave migratoria con quien ahora le compartes y le añoras. Tenía que sucederte, la vida da sonrisas a quien sabe de sonrisas...y lágrimas para hacer la sonrisa más honda.
Con emoción, desde aquí te sonrío.

domingo, mayo 20, 2007 4:04:00 p. m.  
Anonymous Apin said...

Q hermoso relato. Veo su foto al final del post y encuentro lo q tú con letras has escrito. Todos dejamos huella, a los capri nos gusta ir a lo grande...
Hermoso tu homenaje, yo no se a q huele la muerte, nunca he estado cerca...
Saludos y un abrazo cálido, y para él, desde aquí, mi reverencia.

domingo, mayo 20, 2007 5:15:00 p. m.  
Blogger Cesar Vo said...

Continuara estando mientras no se vaya en el cajon del olvido..y por lo que cuentas, tiene fuertes anclas para quedarse en el recuerdo.

Un Abrazo para ustedes.
CV

lunes, mayo 21, 2007 12:45:00 a. m.  
Blogger I M A G I N A said...

Lo siento mucho.
Y casi no se qué más decir. Sólo quizás que nadie se nos va nunca del todo mientras lo tengamos enganchado en el alma.
Un abrazo.

lunes, mayo 21, 2007 2:30:00 a. m.  
Blogger Abril Lech said...

Un bello post, no esperaba el final y estaba tan inmersa en el personaje que he quedado un poco lastimada. Lo siento, las pérdidas dejan vacíos, no importa cuánto tarde tu corazón en sentirlo con toda su fuerza...
Bello post...
Bello hombre, de los que me gustan a mí sin duda (con menos tierra en su signo, pero buen... ya estará mas cerca del cielo)
Mis besos...

lunes, mayo 21, 2007 4:57:00 p. m.  
Blogger Nostalgia said...

cuanto lo siento :(
un abrazo para ti y otro para tu Ave ♥

lunes, mayo 21, 2007 8:01:00 p. m.  
Blogger Troka said...

vuelvo, porque cuando leí este post la primera vez no se me ocurrió alguna palabra de condolencia que no sonara a cliché...y qué te parece que aún no la he encontrado?
Nada mi amigo, les dejo a ti y a tu ave un fuerte abrazo!

martes, mayo 22, 2007 1:59:00 a. m.  
Blogger rafico said...

Me recuerdas a Gibran… él decía que hay personas que escriben su vida con letras de agua y otros con letras de fuego…

En efecto las cosas buenas emergen…

Pd.
1. Perdona mi mutismo…
2. Mira tu coreo gmail, te regalo mis palabras favoritas…

martes, mayo 22, 2007 2:43:00 a. m.  
Blogger Hiberion said...

Hermosas palabras Silmariat, entiendo perfectamente el duelo, sé que la real palabra amistad abarca cien mil recuerdos conjuntos...

miércoles, mayo 23, 2007 11:29:00 p. m.  
Blogger Azul... said...

Si lguien alguna vez escribe de mi así, cuando me llegue el momento de volar hacia otros mundos, todo habrá valido la pena...

Un abrazo azulísimo...

jueves, mayo 24, 2007 12:37:00 a. m.  
Anonymous lully, reflexiones al desnudo said...

Es lindo añorar, valorar, querer... me sensibilizaste.
Un abracito lindo y mañanero para tí!

jueves, mayo 24, 2007 12:59:00 p. m.  
Blogger peregrina said...

Me llevaste , entre los mates del desayuno, a ese encuentro, a verlo. Sentido el modo de recordar y rendir este homenaje.
Ah...Gabo a veces se equivoca.
Abrazo.

jueves, mayo 24, 2007 1:09:00 p. m.  
Blogger Luz said...

Me uno a Azul, si alguien te recuerda de esa forma, tu vida valió y sigue valiendo la pena...

Llegue hasta aqui desde "La Tierra de Los Arboles", y me alegra mucho haber tenido la curiosidad de ver quien esta detrás del nick, Preciosa forma de recordar a su amigo, gracias por compartir tan bellos sentimientos, siento mucho su pérdida.

Abrazos

viernes, mayo 25, 2007 7:35:00 a. m.  
Blogger titicandia said...

Hermosa forma de recordar a un ser querido, llegue aqui por curiosidad y leer lo que escribiste me emocionó.

Me imagino lo afectados que deben estar, pero también felices de haber compartido con una persona tan especial como la que describes.

Fue un gusto leerte, un abrazo.
Titi

viernes, mayo 25, 2007 2:31:00 p. m.  
Blogger khayo said...

amigo pasandole a saludar...¡¡¡

esperando que sus cosas marchen en positivo y que siga viviendo la vida con sencillez el destino ha trazado sorpresas para todos en su moemnto adecuado todo tiene su momento su tiempo su respuesta y efecto pero todo siempre impredecible...

hacer el bien sin mirar a quien por q en algun rato seras bendecido...

vale suerte y exitos

"que sigan lloviendote las estrellas.."

viernes, mayo 25, 2007 8:16:00 p. m.  
Blogger Khabiria said...

Se me rompieron las palabras...
:(
Mi abrazo infinito para los dos!

sábado, mayo 26, 2007 9:38:00 p. m.  
Blogger Dark Rusa said...

Siempre aparecen o suceden cuando menos lo esperamos...como esta visitaaaaaaaaaaa
abrazote

domingo, mayo 27, 2007 3:15:00 p. m.  
Blogger Oswaldo Aiffil said...

Siento mucho esta pérdida Silma san!
Un fuerte abrazo!

domingo, junio 03, 2007 2:39:00 a. m.  
Blogger catalina said...

lo que las personas nos dan no muere hasta que morimos nosotros...cada ALGUIEN que rozo nuestro mundo para hacerse imprescindible estara para siempre...reviviendo en cada sonrisa al evocar lo vivido a su lado. Es muy lindo lo que escribes de tu amigo..para mi la amistad es un tesoro sin precio

lunes, junio 04, 2007 12:56:00 a. m.  
Blogger Luunna said...

Mi querido hechicero:Lo primero un abrazo imaginario que traspase esos miles de kilometros que nos separan fisicamente y decirte que solo el tiempo cura el dolor, por mientras lo vamos manejando como podemos, lo bueno es haber podido decirle todo lo que sentias y pensabas mientras pudiste
Un hermoso homenaje desde tu corazon que compartistes con nosotros y decirte aca estoy conta conmigo.
Luunna

martes, junio 05, 2007 12:41:00 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home