martes, agosto 07, 2007


A veces me pregunto si las cosas pasan por puro azar o somos producto de algo que ya desde mucho tiempo está escrito, decidido, colocado, puesto y sólo nos toca recitar nuestro texto y ya.

Nuestra vida está sujeta por pequeñas decisiones, tontas decisiones diarias y constantes. No me refiero a las grandes decisiones, -esas se toman solas-, me refiero a lo de: zapatos negros o marrones, pasta o arroz, agua o vino o cocacola. Cada tonta opción hace crecer, como mínimo, otras dos, fabricando un abanico constante de posibles posibilidades con lo cual nos cambia el horizonte. Para terminar diciendo, al pasar el tiempo y las palabras, viendo hacia atrás, “carajo…, quién lo diría”, completamente impresionados por el panorama.

Pensemos un momento. Vean él cómo están vestidos mientras me leen, piensen un momento cómo las cosas en su vida serían otras si hubieran vestido de otra forma, si hubieran tomado un café en la esquina o no, entrar a ver una película en éste cine o no.

A veces recuerdo al padre Arruza, allá en aquella Universidad caraqueña, cuando nos decía aquello de los futuribles, dejándonos con ese sabor a meditación estéril y sin poder conocer la verdadera verdad de todas las verdades.

Me niego pensar que todo está allí, escrito, editado y por publicar. Me niego pensar que soy una pieza más en el juego constante de la mecánica celeste, esperando que los dados de este extraño juego me favorezca y que haga lo que haga las cosas ya están decididas.

Hace unos días, una tarde de modorra y calor europeo, me puse a pasear por youtube, pasando de video en video. Descubriendo tantas realidades como personas existen y han existido en el mundo y, sin proponérmelo, me di de frente con parte de “Vale Tudo”. Una novela brasilera, los 1988, que causó furor en cuanto país se trasmitió. Fue inevitable y los engranajes de mi retorcida masa cerebral comenzó ha trabajar (?) haciendo extrañas sinapsis y relaciones libertina. Los recuerdos llegaron en torbellino y sin aviso ni protesto.

Por aquel entonces, 1989, yo vivía en unos de los dedos de la gran ciudad, estábamos recogiendo, mientras trabajábamos y estudiábamos, los pedazos de aquel juego “proyecto de pareja” que no llegó a buen puerto por la estupidez e inmadurez de ambas partes -ese es otro cuento y por ahora no viene al caso-. Lo cierto que yo también sucumbí, media Caracas Universitaria lo hacía, viendo a la magistral y maquiavélica criatura de Gilberto Braga y su exquisito personaje llamado Odette Roitman.

Bueno, para hacer el cuento corto, una de las cosas que siempre me ha impresionado de las producciones brasileras es su banda sonora, del cómo cada personaje tiene su cortina sonora y entre todas, en esa novela, la cortina entre Alfonso y Solange me hacía el alma cuadritos de mosaico romano antes de hacerse. A veces el tremolo, agudísimo, de los violines, en los primeros segundos, en algunas escenas, le hacían sonar como si fuera eterno, interminable, como con un millón de calderones, el sonido de mil gritos. En ello, yo sentía mis vísceras llegar al centro de la tierra, una bajada a caída libre por el pasillo de una eterna montaña rusa, cuando menos lo esperaba, sonaba el primer acorde de aquella guitarra y la vida volvía a fluir por mis venas.

Soy masoquista…, al terminar “Vale Tudo”, -por cierto no vi el capítulo final-, me empeñe en conocer el nombre del cantante y pasaron los meses. Ya mi “proyecto de pareja” se trasformó en una bonita amistad, casi de hermandad, y yo me paseaba, bueno paseaba a mi amiga Soledad, por las calles de Caracas.

Caían las hojas del almanaque de aquel agosto caraqueño de 1990, yo estrenaba sonrisa y dinero en la cartera. Me explico. En donde trabajaba, hubo un concurso de motivación entre el personal, la idea de la gerencia era aumentar la productividad y la calidad en el trabajo realizado. Desde que el mundo es mundo un incentivo económico hace milagro en todas las áreas. Pues, y para variar, yo trabajaba solo en la campaña de introducción de un detergente llevando con orgullo mi sobre nombre de “Cool Mc Cool”. Según mis compañeros, yo me metía en cuanto barrio “Clase E pa’bajo” que existía en la Caracas de entonces. Nadie quería trabajar conmigo, por lo peligroso que ello suponía. A todos ellos, en estudios anteriores, los habían atracado…, a mí nunca me atracaron, de allí lo de “Cool Mc Cool” pues supuestamente yo amo el peligro.

Lo cierto que yo gané el premio, unos mil dollares pa’mi solito. Y aquello, en aquella época, amigos míos, era dinero y mucho. Ese 16 de agosto yo me sentí Mc Pato, respirando todo el aire del Bulevar de Sabana Grande, riquísimo y hasta bonito. Teniendo en cuenta que era lo más parecido a una estampilla vista de perfil, lo de bonito aún sigue siendo una licencia literaria.

Caminando para tomar el metro en la Plaza Venezuela me topé con Orlando Aguilar –la voz más hermosa que he escuchado en vivo y directo cantando alguna aria de Puccini- y como yo sabía que trabajaba en “Etcétera” –la empresa que dobló “Vale Tudo” para Venezuela-, le pregunté por el tema de “Vale Tudo” y en dónde podría comprarlo.

-“Faz parte do meu show, el cantante es Cazuza y si no me equivoco allí, al frente, quedan 2 discos”.

Y lo encontré, y lo compré, y me sentí ULTRAFELIZ!!!

Seguí caminando para tomar el metro, ya eran las 18:30, ya me metía en las tripas de la Torre Previsora cuando decidí irme a tomarme una cerveza, a encontrarme con Cristina. Volví a comerme los pasos dados y salir de la Torre Previsora. Me fui en búsqueda de la Cristina y la encontré en el bar de siempre.

_Y eso…, qué haces por aquí.- Me preguntó Cristina al verme.

_Yo sabía que estabas por aquí.- Respondí.

_Eso es completamente imposible, pues hoy salí temprano del aeropuerto y hace sólo unos cuantos minutos yo decidí venir por aquí. Por cierto..., adivina quién, de repente, viene también”

_Pues, hoy es mi día de suerte.

Allí me volví a encontrar casualmente, por tercera vez en mi vida, con ese alguien especial. De entrada…, no se acordaba de mi nombre, comenzamos bien, pensé, y la cosa prometía. Esa noche hicimos bosquejos de utopías y planes sobre los vapores de las nubes. A las tantas nos despedimos, la noche se perdió y yo terminé quedándome en la casa de Cristina, ya era tarde para volver a casa.

En la casa de Cristina, a las tantas, coloqué a Cazuza y lloré, lloré.

Lo cierto que desde ese 16 de agosto, esa persona especial y yo tenemos 17 años juntos. Qué nos ha pasado en todos éstos años…, pues, de todo todo y hasta un poquito más -verdad Emperatriz-. desde hace tiempo ya no le tememos a los futuribles.


Y la historia sigue…

Aquí entre nos.

Todo lo mejor para Ustedes.

NOTA: Hace unos días tanto Doña Tongolele, Ña Güarry y Don RomRod –cada uno por su lado- me dieron un premio. Se los agradezco y más teniendo en cuenta lo inconstante que soy en eso de escribir y más lo de visitar.

Sencillamente, gracias.

PS: Dentro de poco pondré mis premios y hasta voy a comentar, por fin, los comentarios que Ustedes tengan a bien dejarme.

40 Comments:

Blogger Martha Beatriz said...

Mi princeso estival: otro post que si bien el cansancio mental y físico no me deja ganas de matarte, si llega oportuno sobretodo después de vivir nostalgias, encuentros, noticias, llantos, abrazos y descubrimientos.
Las novelas brasileras son tan completas que hay que huirles... hasta la música, te embruja como tú. La banda sonora que acabó conmigo fué la de "Baila conmigo", aquella historia de los gemelos que solo se parecían en el físico.
Voy a imitarte copiando un fragmento de letra de mi canción favorita:

Aquella nube que pasa
por el cielo soy yo
aquel barco que va
mar afuera soy yo
aquello hoja que cae
por la calle soy yo
Buscándote a tí...

Cursi como nos gusta verdad? Un abrazo mi querido :)

martes, agosto 07, 2007 11:15:00 p. m.  
Blogger Jogreg said...

Querido Hechicero: la verdad es que recuerdo a Vale Todo, pero es una cosa así, lejana, era muy niño cuando eso...
Que conste que no es un asunto de que tu seas muy mayor, sino que yo soy muy niño... jejeje.

Lo que sí es cierto es que a veces las decisiones más sencillas nos pueden marcar la vida. Y si tratamos de enumerar ejemplos podríamos escribir una enciclopedia.
Un abrazo grande.

miércoles, agosto 08, 2007 12:18:00 a. m.  
Blogger IMAGINA said...

Yo sólo ví una telenovela brasileira llamada...¿? creo que Renacer.
Ah! y de adolescente o casi adolescente o adolescente ya casi para mujer vi creo que se llamaba La Loba y me enamoré para siempre de Orlando Urdaneta teñido de rubio platino...jejeje.
Tus fechas y lugares me dan miedo porque todos me suenan a historia conocida...
Sólo falta que digas que los viernes ibas a comer al Carso.

miércoles, agosto 08, 2007 12:53:00 a. m.  
Blogger VikBar said...

Hola,

Te invito a participar inscribiendo tu blog en el Directorio de Páginas Personales que estoy construyendo. Por favor visita

http://victoraugustobarrera.googlepages.com/directorio

Espero contar con tu participación!

miércoles, agosto 08, 2007 1:23:00 a. m.  
Blogger Nostalgia said...

Bueno, hechicero....

Vale Todo ha sido una de mis favoritas.

Odiaba a Odette, a Marco Aurelio y me encantaba Maria de Fátima.
Sí, porque yo era -en aquella época- medio ratica.

Me buceé al César hasta donde me fué posible y a la gafa de Solange no la podía ni ver. Por gafa.

Y todo para qué?
para que me robaran del carro el cassette con toda la música de la novela.

(el día del capítulo final toda Porlamar se paralizó por completo)

besos ♥

(y sigues con lo de la Tongolele, ya te alcanzo en la bajadita)

miércoles, agosto 08, 2007 3:09:00 a. m.  
Blogger Rossel (Regina Falange) said...

"Los futuribles"...

"Las decisiones"...

Cada vez que te leo con esa sapiencia que dan las experiencias, los años, corroboro lo que me dijo en vivo y directo la queridísima Martha Beatriz: "Déjate de vainas que no estás como para preocuparte"...

No vi la novela brasileña que citas -obvio- pero también tengo mi santo de santoral, un Arjona que me recuerda que a veces, uno solamente va por un café...y los ve, los mira, se los topa, ahí están...

Aplaudo por el milagro de las coincidencias, de las "causalidades" que no casualidades y por esos 17 años que empezaron así, más de novela imposible

miércoles, agosto 08, 2007 4:16:00 a. m.  
Anonymous sulaco said...

Otra adicción que nunca he tenido. No creo haber pasado más de tres minutos delante de una pantalla con algún culebrón interminable. Siempre me han parecido igual de aburridos que el Golf televisado.

miércoles, agosto 08, 2007 10:08:00 a. m.  
Anonymous Yadi said...

Mi madre siempre me decía: nunca te quedes con un "que hubiese pasado si..." a los sueños realidades y a las casualidades causalidades.
17 años que valen por 47 y que espero celebrarlo con ustedes así sea poniendo la torta...para variar ;).

Beshossssssssss

www.yadiego.com.ve

miércoles, agosto 08, 2007 11:09:00 a. m.  
Blogger Goathemala said...

Y que siga muchos años más.

Soy lo que las circunstancias y mi mente hacen de mí. A veces creo no ser muy distinto de una hoja reseca que va dando tumbos en un torrente; otras, tengos la riendas de mi vida y la galopo. Todo es muy variable y sujeto a mi estado emocional.

Un abrazo, amigo.

miércoles, agosto 08, 2007 12:34:00 p. m.  
Blogger Azul... said...

Cuando vengo camino hacia tu casa, desde lejos ya me llega tu brisa fresca y mágica. No son días fñaciles para mi, así que me refugio en los lugares que, como el tuyo, siempre le dan calor a mi almita

Un bessote y ¡gracias!

miércoles, agosto 08, 2007 5:13:00 p. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Martha Beatriz:

Todos los venezolanos de nuestra generación hemos bebido de las telenovelas, era inevitable. Las brasileras fueron, en su época, aire fresco. De canciones, amiga estoy confeccionando mi particular banda sonora. Gal Costa te manda saludos, aun sigue como gata en celos gritando que la dejo loca (¡!)

Jogreg:

Somos el producto de las decisiones, nuestras y de los otros.
Ya deberías saberlo, soy antiguo. Ahora me vas a decir que recién estás naciendo?

Imagina:

La Loba…, caramba yo apenas me enteré de su existencia. Bueno, miento. Amelia Román era la Waica y su culebra Chaca. Ella era la prima de mi tío. Rosa Amelia no la serpiente. Mi abuela “La Filósofa” se cambió en los primeros 70, junto a Mariana Baura, para Radio Caracas y nosotros con ella, no hubo remedio.
Me perdí a Orlando con su pelo platino haciendo, creo, del hijo de Zoé Ducós. A Martín Lantigua como Marcos Villena, todo un icono allá por los 70 y a mi primer amor amor: América Alonso, los ojos más hermosos del mundo. Luego, me enteré, la volvieron a pasar en las tardes. Tampoco la vi, estudiaba y trabajaba.
Mi tortura es tener buena memoria, para lo bueno y para lo malo.
No iba el viernes.

VikBar:

Espero hacerlo pronto.

Nostalgia o Doña Tongolele:

No permito te metas con Solange…, a la final fue la que se llevó el gato al agua. “Faz parte do meo show” es parte de mi vida, m’as de lo que puedas imaginar, y era el tema de Alfonso y ella. Así que por una completa y libertina relación de ideas…
Lo de la Tongolele, quién te manda hacer una rumba cada vez que tomas el carro y te pones a bailar entre semáforo y semáforo. Me imagino la cara de los gringos.

Rossel (Regina Falange) Mi Prímula de Luna:

Todos tenemos, entre nuestras manos, cualquier cantidad de papel en blanco, como para escribir una gran novela. Algunos hacen un folletín, algunos un drama, algunos hasta una opera…
No depende del talento, depende de las decisiones y de sonreír, siempre sonreír.
Me debes un café, como mínimo…, no?

Sulaco :

Somos producto, allá en América latina, de la televisión. Nuestras vidas son una telenovela, un melodrama y aprendemos a reírnos de nuestras vicisitudes desde niños. No tenemos otra alternativa, no nos dejan otra.

Yadi:

“que hubiese pasado si…”, yo no te hubiera conocido.
Mínimo me quedo sin mi Tieson. Además, mija, quién me quita lo bailaó.

Goathemala:

Así de fácil, a si de complicado y sencillo. Es el aprendizaje para llegar a ser más nosotros. Bueno, la idea que tenemos de nosotros. Agrado, la de Almodóvar, ya lo dijo, no?


Todo lo mejor para Ustedes y gracias mil.

miércoles, agosto 08, 2007 5:29:00 p. m.  
Blogger Martha Beatriz said...

Yadi y Diego ( aunque no los mismos :))
what if...creo que es la peor de las pérdidas de tiempo. Por otro lado, no creo en casualidades, recuerdo un Mafalda donde Manolito dice que en otro lugar, en otro tiempo, con otra cara o nombre pero de que el nacía, nacía: lo del cura va pá la iglesia.
Abrazos pá los dos!

miércoles, agosto 08, 2007 7:08:00 p. m.  
Blogger Waiting for Godot said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

miércoles, agosto 08, 2007 7:55:00 p. m.  
Blogger Nany said...

Las casualidades, causalidades, el azar, lo escrito, lo repetido, destino o fe, Dios o desatino... lo cierto es que por leer a Waiting, te leo a ti y me gusta lo que encuentro... te leo hoy en pijamas (aun con bronconeumonia disfrazada de gripe) comiendo un pie de limón casero...hace tiempo deje de pensar en el hubiese sido... me gusta mucho quien soy ahora...en ese 1989-1990 yo solo tenia 16-17 a#os, rebelde sin causa y sin efecto... en el 90 me fui a vivir sola por primera vez... de ese a#o recuerdo mucho, la playa, su olor,la pandilla de amigos, los besos, el aprender que no podia gastar como antes por ser yo la que pagaba las cuentas... aprendi a hacer super antes de ir a un concierto... aprendi que no soy amiga del telfono... aprendi que si usaba shorts o minis (estaban muy de moda en esa epoca) siempre iba a haber alguien que me parase para preguntar a que gym iba y si hacia fitness... aprendi que me parezco a alguien de la tv pero nunca supe a quien porque me daba lala preguntar para no tener que decir al final que me fastidiaba... de esa epoca quedaron los mismos amigos... muchos recuerdos... y si le tuviese que poner banda sonora a aquellos dias y a muchos dias de mi vida tendria que alternar a U2, REM, Enya, Toto, Marillion y si quieres, de vez en cuando, cuando nadie ve y yo sola puedo escuchar... dejo un poco sonar a alexander pires...
Un beso!
Por cierto... la melodia que acompa#aba a una de las protagonistas de una novela que se llamo Uga Uga... uffff me pone la carne de gallina y por supuesto la tengo en cd, en tunes, en el ipod, en todas partes donde la pueda acceder cuando quiero... Quedate de Lara Fabian...te la recomiendo!!! ;)
(hoy ando de recuerdo en recuerdo con ciertos post que he leido, XD!)

miércoles, agosto 08, 2007 8:06:00 p. m.  
Blogger Alleta said...

Pues hoy no puedo dejar de comentarle y felicitarlo por esos 17 años!!!
Hermoso post como todos los que escribes.
Muchas felicidades!!

miércoles, agosto 08, 2007 9:46:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Cariño ningún tiempo pasado fué el mejor, no es la primera vez que te lo susurro. Apenas empiezo inhalar la rubia chamusquina de este exquisito Benson & Hedges y no me sorprende la persistencia de tus ingenuos valores de clase media.
O.R

jueves, agosto 09, 2007 3:22:00 a. m.  
Blogger Mauricio Duque Arrubla said...

"Esa noche hicimos bosquejos de utopías y planes sobre los vapores de las nubes"

¿Qué más elocuencia que el poder de esta frase? 17 años haciendo bosquejos de utopías, imagino que alguna que otra ha dejado de ser bosquejo y de ser utopía...

Todo lo mejor para ti....

jueves, agosto 09, 2007 3:39:00 a. m.  
Blogger Naky Soto said...

Mi hechicero favorito:
Recuerdo Vale Todo, la recuerdo porque a mis hermanas mayores le fascinaba el protagonista, y en el fondo se hoy que no hay manera de escapar de un producción brasilera una vez que arrancas a verla.

Te asiste la razón, es justamente una cadena de decisiones sencillas, cotidianas, las que pueden conducirte a cambios fundamentales en tu vida. Mi mejor ejemplo es ese zaperoco, que tantas y tantas cosas bonitas ha traído consigo, incluyéndote.

Un abrazo grandísimo,

jueves, agosto 09, 2007 10:12:00 p. m.  
Anonymous Lully, Reflexiones al desnudo said...

Interrogantes sobre causas existenciales, del destino… no son necesarias, tienes muchos regalos que te rodean y envuelven.

Linda Añoranza de comienzo, de experiencias vividas y, sobre todo, sebes seguir ultrafeliz por seguir caminando junto a tu pareja. Lo encuentro infinitamente gratificante. Felicitaciones y felicidades a los dos.

Te saludo con pétalos de rosas de la Feria de las Flores que por esta época se celebra en Medellín, Colombia. ¡Recibe un abrazo afectuoso!

sábado, agosto 11, 2007 2:17:00 a. m.  
Blogger Sikanda said...

Esa cancion tambien me hizo llorar algunas veces. Hoy dia me es muy duro escucharla, aunque ya no lloro. Para mi es una historia inconclusa. Yadi creo que se la sabe y podria contartela a grosso modo, pero el caso es que algunas veces, cuando preguntamos a las estrellas si el cordero no se comio a la rosa del principito, nos responden 500 millones de lagrimas.

Eso es esta cancion para mi. Como las estrellas que el principito le dejo al aviador. A veces son cascabeles que rien. Otras lagrimas. Y no hay muchas personas capaces de entender cosas como estas.

:*

PD: yo celebro que esta cancion sea tan especial para ti, y hoy sean cascabeles que rien en vuestro honor ;-)

sábado, agosto 11, 2007 3:54:00 a. m.  
Blogger Calle Quimera said...

Me volvió a pasar,te leí y lo he sentido tal cual.....Salud¡¡¡¡

domingo, agosto 12, 2007 12:43:00 a. m.  
Blogger tumejoramig@ said...

Que bello POST!!!!

Nada es azar querido hechicero, y tu bien lo sabes.

Y el Padre Arruza en este momento te pondría un 20, aunque estuvieras totalmente en contra de su planteamiento (créeme que yo siempre iba en contra de sus planteamientos), porque tu exposición y narración de lo que tú opinas de los futuribles es fantástica, genial. ¿Qué menos viniendo de ti?.

Querido amigo, pasar 17 años a tu lado debe ser una delicia :)

Felicidades!!!!

Un beso enorme y todo mi cariño para los dos.

domingo, agosto 12, 2007 6:09:00 p. m.  
Anonymous Khabiria said...

Esas pequeñas y quizás "imperceptibles" decisiones pueden cambiar vidas, pero cómo saberlo?...me recordaste a mi amado Serrat:
"Fue sin querer... Es caprichoso el azar. No te busqué ni me viniste a buscar. Tú estabas donde no tenías que estar; y yo pasé, pasé sin querer pasar... Tanto tiempo esperándote... Fue sin querer... Es caprichoso el azar. No te busqué ni me viniste a buscar."
No sé si es azar, pero gracias a Dios que pasó!
Un abrazo inmenso y agradecido!!!
;)

PD: Te debo el post, la musa del desamor no me ha dejado inspirarme...ah! pero tu también me debes uno!

lunes, agosto 13, 2007 3:10:00 a. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Azul:

La belleza está en los ojos de quien ve, de quién mira. Cuando leemos algo, somos nosotros que nos reflejamos en cada letra, es vernos en el espejo. Yo trato ser espejo y espero que la gente se vea.

Martha Beatriz:

La vida me ha enseñado a ser agradecido…, yo te doy las gracias a ti por ser y estar. Creo que te voy a robar tus pronombres personales.

Waiting for Godot:

El cariño y el respeto es el mismo. Y si enderezamos la torre?

Nany:

Espero que tu visita se repita…, y a vencer a esa gripe.

Alleta:

Gracias por venir.

Anónimo:

Amiga Olga Ramos…, se te ven las costuras. No me engañas y qué cosa contigo.

Mauricio Duque Arrubla:

Esa frase me salió solita…, a veces dejo que los dedos hablen, juro que lo hacen mejor que yo. Te confieso que aun los bosquejos y las utopías están allí pariendo otras y otras.

Naky Soto:

Y vuelvo a escribir: MILAGROOOOOOOOOOO!!!
Ves que también puedo escribir poquito.

Lully, Reflexiones al desnudo:

Y yo te regalo todos sus aromas.

Sikanda:

Las canciones no dicen nada, somos nosotros que las decoramos con nuestros sentimientos, nuestras vivencias.

Calle Quimera:

Ojala nuestro encuentro sea y pronto. Entre otras cosas, también soy curioso.

tumejoramig@:

Ni te lo creas, no soy naitica fácil. Y tú crees que Arruza se quedaría tan tranquilo y con la estaca entre pecho y espalda?


Todo lo mejor para Ustedes.

lunes, agosto 13, 2007 3:17:00 a. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Khabiria:

En efecto..., Serrat. Quién si no?

Ya me viste y sabes como ando de tiempo...

Espera y verás, espera y verás.

Todo lo mejor para ti.

lunes, agosto 13, 2007 3:23:00 a. m.  
Anonymous Edelweiss said...

Esporádicamente te leo, pero siempre con el buen sabor de toparme con algo genial. Y este, particularmente, es uno de los posts que más me ha gustado (y publicitado entre mis conocidos jeje), por la relación que haces de una cosa y otra, por la magia de una canción en el contexto de una novela de moda y cómo te condujo a tu historia de amor. Demasiado.

Yo tenía como 9 años cuando pasaron Vale todo y casi no la recuerdo, pero sí, que mi mamá me cortaba el pelo como María de Fátima y lo odiaba.

miércoles, agosto 15, 2007 5:36:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo también espero que no todo esté ya escrito, programado y dicho. Enhorabuena por esos tantos años y gracias por seguir compartiendo emociones, sentimientos, palabras, con nosotros.
Un beso.

miércoles, agosto 15, 2007 11:28:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Bueno, me olvidé de poner el nombre en el mensaje anterior. Qué se puede esperar de la centinela dormida!
Otro beso.

miércoles, agosto 15, 2007 11:31:00 p. m.  
Blogger Azul... said...

Qué bella persona eres, Hechicero
Te mando 300 besototes!!!

jueves, agosto 16, 2007 12:36:00 a. m.  
Blogger IMAGINA said...

¿El padre Arruza no era un flacucho de nariz aguileña que daba LOGICA en la Escuela de Comunicación Social?
Yo no lo soportaba, Yo♥ al padre DEl Rey.
vengo a despedirme por unos cuantos días....♥

viernes, agosto 17, 2007 9:49:00 p. m.  
Blogger Câline said...

Cuántas cosas!!
El padre Arruza, que en Paz descanse...
Te cuento que no recuerdo nada de Vale tudo ni pude escuchar la canción, pero mientras describías la melodía y lo que ella provoca en ti, no pude dejar de evocar unas cuantas que me hacen saltar las lágrimas... O bem do mar, por ejemplo.
Las casualidades, nuestras decisiones, el destino o lo que sea. ¿Quién sabe cómo funciona el mundo, verdad?
Yo pienso que funciona bien y que siempre las cosas son mejores que peores... aunque no lo sean.

De Cazuza, qué te puedo decir? Mejor cantar:
http://youtube.com/watch?v=VudS00JZH2c

Mis saludos.

domingo, agosto 19, 2007 1:41:00 a. m.  
Blogger Wari said...

Yo no me acuerdo de Vale todo, pero las novelas brasileras, para mí, son las mejores!
Que si en la vida todo pasa por pura casualidad o ya todo está escrito? bueno mi querido hechicero, yo creo que hay parte y parte, creo que los caminos están trazados y nosotros escogemos, y esas cositas que pazan por casualidad pues le dan el toque emocionante al asunto llamado VIDA.
Llegué tarde a esta conversa, pero.....llegué!!!
17 Besotes! (uno por cada año de tu felicidad compartida)
T.Q!!

martes, agosto 21, 2007 4:51:00 p. m.  
Blogger Wari said...

Diosssssssss escribí pazan!!
Ehhhh no sé que me pazó!!!
JAJAJAJAJAJAJA
PASÓOOOOOOOOOO!!!
Sigo igual con mi locura Diego, no hay mejoría! ;)

martes, agosto 21, 2007 4:54:00 p. m.  
Blogger MaleNa - La Porteña said...

Que buen texto-sentir, me trasladaste por mil lugares, siempre me sucede lo mismo, en tu casa.

Te abrazo compañero.


PD. he leído tu post dos veces, lo que narras, me hace sonreir :)
Merci

miércoles, agosto 22, 2007 8:24:00 p. m.  
Blogger Waipu Carolina said...

Hola, paso a saludarte desde Cataluña. Un saludo y seguiré leyendote!

miércoles, agosto 22, 2007 9:10:00 p. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Edelweiss:

Es un honor leerle por aquí. Así que también te cortaban el pelo a lo María de Fátina. Madre siempre es una y nos toca a nosotros.

Anonimo/Centinela dormida:

Cuándo demonios vamos a tomarnos un café?

Azul:

Las apariencias engañan, además no soy nada fotogénico.

Imagina:

Yo, al Ignacio, le llamaba “El caballero Azul”. Su capacidad para recitar TODOS LOS AÑOS la misma clase, palabra por palabra era increíble.

Câline:

Sin palabras…, escuchar a Cazuza y a Bebel, es sencillamente hermoso, maravilloso. Gracias!!!

Wari:

Gracias por paZZZZsar.
Tienes razon…, no hay mejoría y eso, a mí me gusta.

MaleNa - La Porteña:

Gracias por pasar, pues el placer es mío.

Waipu Carolina:

Y yo a ti, amiga, y yo a ti.


Todo lo mejor para Ustedes, y gracias por la visita.

miércoles, agosto 22, 2007 11:27:00 p. m.  
Blogger Oswaldo Aiffil said...

Hola querido Silma! Usted estaba inspiradísimo cuando escribió este relato. Enhorabuena!
De las novelas brasileñas tengo grandes recuerdos, bonitos recuerdos, Baila Conmigo, La Esclava Isaura, son tantas, casi todas de TV Globo. Conocí una extraordinaria actríz en Susana Vieira, pero la que más me impactó fue Pantanal, de la TV Manchete. Eso no me había pasado nunca con ninguna otra, pero hacía lo imposible por llegar a casa antes de las nueve para no perderme ni un segundo de Pantanal. Leoncio (Claudio Marzo), qué actuación la de ese señor, que al final era el mismo "viejo del río" que protegía a Juma marruá, mi adorada Juma (Cristina Oliveira), wow, la amo con todo mi corazón, mi gran amigo Tadeu (al que nadie quería, menos yo que me hice su amigo virtual), Juventino, que buscaba a Juma y quedó hechizado como yo con tanta belleza junta en un solo cuerpo, mi otro amigo, el hijo de nadiem José Lucas Nada, con aquella cara de tristeza en toda la trama, por saberse un hijo sin padre. Y los paisajes amigo Silma, como para verlos un millón de veces, la selva virgen de Mato Grosso, que escenarios quedaron alli retratados. Gracias por hacerme recordar! Un abrazo!

P.D. El intro está aqui:
"http://www.youtube.com/watch?v=k5e-xDQnhAU"

sábado, agosto 25, 2007 6:24:00 p. m.  
Blogger Santiago Diaz Valdez said...

Me conmueve la manera en que me adentro en tus relatos.
Pocos logran que me involuvcre tanto!!!!

Si yo no hubiera perdido a mi padre.. yo hoy no sería el mismo
Si yo ahora estaria en otro lugar,no estaria aca.dejandote un mate.
Me gusto mucho. pero mucho!!!!

Gracias por pasar por mi fogon,gente como vos lo enriquece.

sábado, agosto 25, 2007 8:25:00 p. m.  
Blogger Curiosa said...

Gracias por tus palabras de animo enmi blog.
Que historia tan linda y emocionante.
Creo que tu interrogante la hemos tenido todos. Yo pienso actualmente que es como un poco de todo, hay algunas cosas que tal vez ya esten escritas, pero con nuestro libre albedrío las podemos transformar o dejar asi o empeorar incluso. cada segundo que hacemos una acción cambiamos un acto. Yo pude leerte e irme y en vez de eso me nació escribirte mientras escucho esa bella canción. Creo que asi se divierte un poquitico Dios y nos hace vivir y nosotros aprendemos. Aunque a la hora de echarle la culpa a alguien nuca somos los primeros en la lista.

domingo, agosto 26, 2007 9:18:00 p. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Oswaldo Aiffil:

“Pantanal” otra de las maravillosas obras brasileras. Ha pasado algún tiempo y las producciones brasileras mantienen, hoy en día, su calidad en actuación, producción, libretos, dirección y en esos increíbles actores.
Sobre las venezolanas…, qué te puedo comentar? Por lo poco que sé, las de mi amiga la Montañés o las del Padrón mantienen perfume de lo éramos. La crisis ha llegado hasta en ello, no?

Santiago Díaz Valdez:

Tú también me traes brisa fresca y maravillosa por aquí. El gusto y el honor es siempre mío

Curiosa:

Ya sabes, nosotros los humanos somos TAN humanos en eso de echar la culpa. Cuando pasemos a tener la responsabilidad de nuestras vidas, las cosas pueden que cambien y mucho.


Muy agradecido y todo lo mejor para Ustedes.

lunes, agosto 27, 2007 2:45:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home