jueves, octubre 12, 2006


klimt-danae




Sedosa piel envuelta en negra seda, esbelto cuello de gacela, ojos nácar y topacio verde-amarillo.
Te vi y opacaste todo el entorno, ya no había gente, pasos ni ruido, todo se cubrió de tenue bruma por donde caminabas, desafiando a la vida y a las baldosas verdes como tus ojos.
Me acerqué, no me vistes..., respiré de tu aroma, de tu aire, me volví viento que llega rozando tus manos, tus uñas rojo perfecto, tu endrino cabello y tu boca.
Marejada roja que humedece arenas yermas dejándoles ese extraño sabor a ganas por llenar que se tornan lejanas convirtiéndose en armas asesinas sin víctimas.
Te observé y mi mirada se convirtió en manos, en dedos recorriendo tu cuerpo, tu piel, tu ser palmo a palmo; conociendo texturas, suavidades, entradas y salidas.
Conté desde mi atalaya lunares, cabellos y pecas.
Toqué a mí antojo tus labios, párpados; sentí gestos, conté tus suaves líneas alrededor de tus ojos y en los nudillos de tus dedos.
Cerré los ojos y respiré profundo embriagado por tus aromas de selva...
Perdí entorno, mandé todo al demonio, apreté más mis párpados y me lancé al abismo, me dejé llevar por el torrente de tu mirada, rompí vestiduras, deje tu carne libre, desnuda de toda atadura mientras se oía el rumor sordo de los gritos de la gente.
Te vi allí, observé maravillado a la maravilla de tu piel desnuda frente a mí y no hubo palabras, sólo una mirada eterna...
Me acerqué más a ti y fui tomando sorbo a sorbo el licor de tu hombro, de tu espalda, me embriague de tus humores, lamí tus sabores, uno a uno y lentamente. El mundo ya ni existía, fuimos fabricando uno nuevo de dedos, quejidos, susurros, besos, abrazos...
Bese tus cabellos, me hice caracol marino en ellos..., mordí tus redondeces bajando lentamente por tu espalda, saboreando cada parte de ti..., más abajo, más lentamente.
Cubrí con un beso grande tu primera cicatriz y sentí el trémolo movimiento de tu piel..., hundí mis dedos que se hicieron garras por el temor de perderte.
Levanté la vista y me introduje por primera vez realmente en tus pupilas y en ese dejo de sonrisa de Venus frente al espejo de Velásquez. Comenzamos a danzar casi sin movernos en ese va y ven del sí y no-forzador de realidades haciendo círculos, círculos y más y más círculos concéntricos. No abrazamos, al fin pude abrazarte sentí tu roce y el aleteo de tus pestañas en mis mejillas.
__Hazlo de nuevo.-Dijiste queda y sutilmente.
Yo..., yo obedecí casi por instinto.
Sedosa piel de marfil que deshojo uno a uno sus pétalos de encajes descubriendo piel, pecas y lunares..., sistemas solares, galaxias y unos hoyos negros de placer.
Y baje más abajo...
Y baje más abajo entre dos columnas.
Me volví fiera hambrienta de ti. Fui sintiendo marejadas y tormentas de líquido espeso sobre mí, rico y extraño cosquilleo en mi pelvis dentro de ti, más allá..., sonrisa hambrienta..., daga que te muestro..., sonrisa satisfecha..., ronroneo y suspiro..., sonrisa en tus ojos..., deseo en los míos, entorno de ojos semicerrados..., movimiento de cuellos en semicírculos..., miradas que dicen todo..., sudor que llega a cubrir barnizando..., líquido que se derrama..., carcajada que muestra dientes y se hace muda y dice tanto con sonido de estrepitante desparpajo.
Temblor de piernas y manos que comienzan a enredarse haciendo nudos con los dedos, manos que comienzan a hablar y brazos que se convierten en cadenas que aprietan para no dejar escapar ni el poco aire que queda entre tu cuerpo y el mío..., perfecta sincronización de va y ven marino, jadeo, silencio y temblor...
Palabras que vuelan al viento y que son calladas por besos profundos, mareas rosadas que inundan cavernas hambrientas que nunca llegan a llenarse y que al contrario aumenta su hambre ya infinita.
Sentí tus uñas clavarse en mi espalda desgarrando mi alma y no dije nada, tan sólo me limité ver desde el balcón las cimas de tus redondeces acunándome en ellas volviéndome niño, volví a ver el negro de tu pelo, el rosado de tus labios, tu perfecta nariz, el olor de tus intimidades y morderte el cuello.
Sentí volar en ti, surque tu rosa de los vientos y...
...y desperté.
Tú..., tú ya no estabas y comprendí que todo fue una mala pasada de mi mente. No tuve más remedio que tatuarme una sonrisa grande como sombrero, respirar profundo y aguantar la carga intimista que se alojaba entre mis piernas sin contar el par de volcanes que se fueron convirtiéndose mis ojeras...


Estar sólo es peligroso, y más cuando de improviso se nos presenta a las tantas de la tarde, en una estación del metro, semejante obra de arte caminando frente a nosotros. No tenemos otro remedio que fantasear para luego terminar diciendo, entre jocoso y serio, aguantando las caras de desconcierto de la gente:

__¿Qué vaina tan buena? ¿Verdad Salomón?




Miércoles 27 de junio de 1990.




Nota: Es algo viejito…, pero es mejor algo que nada, verdad?


27 Comments:

Anonymous EBE said...

...como el buen vino

viernes, octubre 13, 2006 2:32:00 a. m.  
Blogger rafico said...

Cordial saludo

Gracias por compartir ese escrito.
Sobra decir que está lleno de anhelo y sensualidad...

....

Te contare algo:

Cierta vez, me encontraba triste por la melancolía de un desamor..., en ese estado, las cosas su cubren de un halo extraño, y no es que no la tengan, solo que cuando uno está melancólico la sensibilidad se siente, se transpira, se escapa de lo racional, de tal forma, que cualquier palabra o hecho se convierte en un evento lleno de magia.

Ebrio en dicha melancolía, miré al cielo y resplandecía una solitaria estrella, en su momento cual orate le empecé a hablar, le decía cosas, le pedía, le explicaba...Cuando me volvió la odiosa racionalidad, entendí lo que me decían en clase de FísicaIII.

"La naturaleza de las partículas es dual, es masa y onda a la vez"

Es decir, las cosas tienen una naturaleza palpable, pero hay otra naturaleza que la trasciende (el alma, la intención, lo subjetivo…)

Mi punto es.

Creo que Gustav Klim nunca se imagino que sus obras o mejor, que sus mujeres divagaran en nuestras mentes, manos, bocas y cuerpo, por generaciones y contextos disímiles. O mejor, cuantas veces caundo no hemos sido objetos de deseo sin saberlo...y cuantas fantasias no hemos imaginado quedando en el mutismo ...

Fíjate como un acto tan profano como ver siempre un mural o una persona (no lo sé) en el mismo trayecto de nuestro recorrido se torna trascendente. A veces siento que ello mismo es nuestra condena, saber que hay tantas cosas en nuestro mundo dignas de dedicar nuestra mirada y reflexión pero falta tiempo y talento para ello.

Me gustó la carta.

Hasta pronto.

viernes, octubre 13, 2006 6:47:00 p. m.  
Blogger "Gordi Gay" said...

"Simplemente arrechisimo, me gusto" SALUDOS : )

sábado, octubre 14, 2006 5:49:00 a. m.  
Blogger Lycette Scott said...

Esto está como aquellos cbhistes de bienvenidos, viejo viejo pero bueno bueno

domingo, octubre 15, 2006 11:07:00 p. m.  
Blogger tumejoramig@ said...

Mientras me bailas un bolero, yo me perderé en tus palabras soñando en tus sueños ...

Que alegría que se arreglaron tus problemas técnicos.

Muchos besos...

lunes, octubre 16, 2006 2:01:00 a. m.  
Blogger Regina Falange said...

Será viejo pero vos debes saber lo que dicen en venezuela de la plaza bolívar...

Aparte de todo, exquisito, de un padecer divino, de ese padecer que vale la pena, como son las fantasías

Te quiero y me alegra MONTONES que la visita tenga fecha...Espero saberla próximamente

Abrazazo

lunes, octubre 16, 2006 6:33:00 a. m.  
Blogger Sade said...

Saber añejo de solera; las buenas obras no entienden de fechas, solo de perpetuidad. Saludos enormes.

lunes, octubre 16, 2006 9:14:00 a. m.  
Blogger MORGANA said...

Maravilloso Klim, mas que viejo yo diria con alma, es una delicia entrar en tu casa.
Besos mágicos.

lunes, octubre 16, 2006 10:17:00 a. m.  
Blogger protheus said...

No podía Klimt tener mejor epitafio que esas palabras...
Por cierto, nos tienes "amenazados" con tus Crónicas de Aeropuertos, y nada... ¡Adelante!

lunes, octubre 16, 2006 1:21:00 p. m.  
Blogger AnGe!... said...

Viejito pero excelente mi hechicero! Mi piel toda erizada mientras lo leía!

Lástima que sólo haya sido un sueño o una jugada de la imaginación porque debe ser un honor contar con un momento así! Majestuoso! Inspirador!

Sin duda, es usted muy muy especial Silmariat! =D

Beshos! ^^

lunes, octubre 16, 2006 3:38:00 p. m.  
Blogger gustavo said...

Gracias por este hermoso regalo.......

lunes, octubre 16, 2006 4:56:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ciertamente, qué vaina tan buena. Quizá como todo lo que escribes, desenvainando la espada filosa de la sensibilidad y de lo que sólo observan los genios, más allá de lo obvio, más allá de lo visible.

Sabes quién soy y con eso me basta, como para tener la osadía confiada de dejarte este comentario, y de tiempo en tiempo, pasar por aquí cuando las ingratas agujas del reloj cotidiano, hoy día ambicioso y antibudista, me permiten respirar los aires que me conectan con el más íntimo espíritu de mi más de treintañera y femenina humanidad y que tanta falta me hacen entre faena y faena.

Respiremos pues sin desgaste, que aún queda piel sedosa y alma viajera, como para mandar al demonio por un rato lo que desquicia y quedarse entonces con aquello que embriaga nuestras más profundas memorias.

Aún respiro yo en el aire de tus letras y este espacio, mientras de sorbo en sorbo recuerdo instantes compartidos por la autipista bloguera.

Salomón está en silencio, también su alma dual: una parte muy ocupada en esta existencia deshumanizada y la otra quizá en vuelo rasante, pero conectada a sus más profundos recovecos interiores. Así lo sospecho.

Sabes que se te quiere y que jamás, nunca jamás, se te olvida, ni a ti, ni a tu aguda genialidad y sensibilidad.

E.

lunes, octubre 16, 2006 9:16:00 p. m.  
Blogger nairo said...

Reportandose esta maecita en tus escritos...

Que triste saber que esto era un sueño no? Por un momento senti que era verdad al ver mi piel estremecida....

Besos mi hechizero

La mae.-

martes, octubre 17, 2006 1:23:00 a. m.  
Blogger susana said...

Deberas hacer un conjuro para que se haga realidad

martes, octubre 17, 2006 2:44:00 a. m.  
Blogger Wari said...

Que maravilloso cuando nuestra mente vuela de esa manera!!!
Esas anècdotas mientras màs "viejitas" son màs sabrositas de contar jejeje
Un abrazo Silma!! :)

martes, octubre 17, 2006 11:49:00 p. m.  
Blogger Naky Soto said...

La historia, como todas las tuyas ¡buenísima!

Me sumo a la protesta de Prot: ¿cuándo nos deleitas con las historias de aeropuertos? ¡Con los apellidos impronunciables! ¡Con los despegues fallidos! ¡Con las culpas que no son vuestras! ¿Cuándo?

Un abrazo novísimo,

miércoles, octubre 18, 2006 1:20:00 a. m.  
Blogger arcana said...

Klimt tiene cronista, se llama Silmariat. La fuerza de sus imágenes, se codea con la fuerza de tus palabras. Ambos seducen. El observa como hombre y plasma su perspectiva; y tú, querido amigo, tienes destinatario: la mujer; provocas con tus palabras. Mientras avanzaba en la lectura, me sentía como una flor, a la que, uno a uno, le iban arrancando sus pétalos, hasta quedar desnuda. Namasté.

miércoles, octubre 18, 2006 11:24:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

UUUUUYYYYYYYYYY! Qué vaina tan buena, realmente.... Pero de mala pasada de la mente, nada nada... cuando el deseo surge y fluye sin barreras, sin reflexiones, sin prisas, solo así, como el agua que mana de una fuente... disfrútelo usted, amigo mío, disfrútelo...
Un beso.
Judit

miércoles, octubre 18, 2006 10:06:00 p. m.  
Blogger Lully, REFLEXIONES AL DESNUDO said...

Sensibilidad a flor de piel. DIVINO tu escrito y la imagen muy disciente.
Un abracito!

jueves, octubre 19, 2006 2:39:00 a. m.  
Blogger Carlos said...

Me pusiste a sudar.....

Durante muchos años, mis viajes por todo el mundo (no de placer ni de trabajo) me enfrentaron a esas obras de arte y esa "pesadilla"

Definitavemente Froid era un genio!

Saludos amigo!

jueves, octubre 19, 2006 3:38:00 a. m.  
Blogger Nostalgia said...

sí..
hace aaaaños me pasaba lo mismo cuando me enfrentaba a aquellas enormes fotos de Marky Mark por Times Square...
te envié mail :)
besitos ♥

jueves, octubre 19, 2006 7:06:00 p. m.  
Blogger Haller said...

Que envidia. Algún día espero soñar así y dejar de hacerlo con bosques sombríos y nebulosos. hasta mis sueños eróticos, no exentos de angustia, han sido esos escenarios. Supongo que es el Lobo interior.

Saludos.

viernes, octubre 20, 2006 3:52:00 a. m.  
Blogger Câline said...

Ufff... hasta me sonrojé.

viernes, octubre 20, 2006 3:55:00 p. m.  
Blogger sulaco said...

como suele suceder, tu forma de escribir es muy densa y llena de sutiles niveles que requieren gran atención.

A ver si recuperas la frecuencia, que caen las cosas de mes en mes.

viernes, octubre 20, 2006 9:05:00 p. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Gracias a todos por sus comentarios.

Todo lo mejor para Ustedes.

domingo, octubre 22, 2006 1:03:00 p. m.  
Blogger Sin Anestesia said...

Mon Dieu!!!!! que calorón me ha dado!!!!

lunes, octubre 23, 2006 12:58:00 a. m.  
Blogger arcana said...

Saludos,
Feliz Fin Besos
Namasté

sábado, octubre 28, 2006 6:22:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home