miércoles, septiembre 20, 2006



Le conocí cuando era quizás una blástula o estaba en los primeros días de su estado de morula. Lo cierto que aun recuerdo cuando su futura madre me abordó en las escaleras de la universidad, y completamente discreta, como siempre ha sido ella, me gritó un “Estoy preñá…, coño!!!”. Yo estrené, lo mejor que pude y sin previo aviso, mi versión, -corregida, ampliada y mejorada- de la carita de una estampita del “Sagrado Corazón de Jesús” y ella volvió a decirme, tipo fin de la 1812 de Tschaikowsky, con cañoncitos y todo, “…Y no me vas a decir un carajo!!!”

En fin, así era ella por los siglos de los siglos…, amen!!!

Más de una vez le hablé de las ventajas de un buen preservativo o de la píldora. Aun el HIV y familia no causaba el estrago de ahora. Pero ella no, con el preservativo no sentía igual, y la píldora le daba dolor de cabeza, en el mejor de los casos. Bueno, supuestamente ella jamás de todos los jamases usaba esos artilugios. Ella era pura, pura, purisima…, tiempo después aceptó cambiar la “r” por la “t”. San Fellini nunca se equivoca “Puta una vez…, puta siempre” y yo no estoy por la labor de tirar la primera piedra…

Lo cierto que ella siempre venía, me contaba, lloraba y se volvía ir. Yo, como su amigo, siempre la veía venir, la escuchaba, le secaba las lágrimas y la veía marcharse.

Terror de todos los terrores…, ella hija única, padre ultracatólicos, con todos los problemas “resolvidos” como decía aquella patética figura de nuestra política nacional. Ella, bella, con un cuerpo de película, que tocaba el piano, cantaba y era una más que aceptable violinista. Ella con sus tres idiomas, inteligentísima hasta que le tocaran los sentidos, terminó ella viviendo su “Ligia Helena la candida niña de la sociedad, se ha fugado con un trompetista…” que ni era trompetista ni era ná…

Sus padres muy Juan de Zurbarán y ella muy Jean Honoré Fragonard. Y, era de esperarse, todos sus amigos fuimos los culpables. Por aquello de las malas compañías. Su madre nos colocó la peor cara posible, se enrolló entre rosarios y misas perpetuas pidiendo perdón al Altísimo por el terrible pecado de su hija, y su padre se volvió autista justo cuando traspasaba los muros de la casa con su ambiente eléctrico y alguillo desagradable.

El padre, él de la criatura. Durante meses se desvaneció como una nube de verano, se volvió suspiro y aquellas noches viendo la luna escuchando, entre besos eternos, a Jordano con sus “Días de junio”, construyendo palacios de arena, pasaron al olvido. Y desde entonces se volvió movimiento de mago. “Ahora lo ves, ahora no lo ves”.

Y nació, no tenía otra alternativa. Fuimos a verle sin oro, incienso, mirra o estoraque. Tan sólo la solidaridad que los amigos amigos pueden dar. Allí estaba ella, hinchada de tanta felicidad y a un lado, su bebé. Al verlo la impresión fue la misma a todos nosotros. Era un niño pegado a una nariz. Él era TODO nariz con dos brazos y dos piernas. “Qué hermosura!!!” metimos descaradamente. Como también sólo pueden hacer los amigos amigos en esas situaciones.

MatthewBradley



Voy a ser completamente honesto. Era horrible. Todo pellejo, peludo y terriblemente narizón. Lloraba como becerro todo el día, orinaba tanto que parecía la versión tropical del “Manneken-pis” y ella orgullosísima cargando a semejante engendro.

De sus abuelos maternos. Chochos, complemente chochos, riendo con la mirada desde el mismo día de su nacimiento. Las campanas de gloria llegan en el momento justo. Las primaveras siempre están cuando más la necesitamos, ellos la encontraron cargando a su nieto. Su abuela materna hasta volvió a tocar a Mozart y su abuelo materno se vio transfigurado en coleccionista de pelotas, balones y afines.

De sus abuelos paternos. Estaban constantemente babeados viendo al heredero de la estirpe, a una distancia prudencial, a ese niño llorón en la cuna todo mimbre y encajes. Ellos, la familia paterna del engendro, se convirtieron, luego de ochenta segundos en cósmica, magos pues -cuestión de genética, supongo-, casi en espantos cuando aparece la luz, a pesar del apoyo constante que en un principio juraron ante todo el santoral y San Genaro. Un bonsái de concreto, un micro apartamento en Bello Monte lavó toda moral y preocupaciones. De repente el Romeo de la historia, aquel amor profundísimo, de la noche a la mañana obtuvo una beca bequísima lejos lejísimos del suelo patrio. Hubo, claro está, promesas por los pasillos del aeropuerto, moco del puro y de utilería. El poder ataca de nuevo, otra vez Romeo y Julieta no tuvieron finales felices. Sobre todo cuando el Romeo no es si no una vulgar caricatura, sin una pizca de voluntad. Esa es otra historia y, les juro, no merece la pena ni contarla, menos recordarla.

Volvamos a lo que nos compete.

Por cosas del destino todos nos separamos…, cada uno de los amigos amigos tuvo que hacer su propio destino, tal como un puñado de granos sobre una superficie lisa, nos regamos por medio país. Alguno, los más osados, salieron del país a construir sueños. Pero como todo lo absurdo que sucede en las telenovelas más absurdas, nos volvimos a cruzar, a gotitas a gotita, uno a uno volvió a la vida de cada quién. En ese boomerang que todos estamos montados.

Como una cita con el destino, le volví a ver y, por supuesto, nos odiamos telúricamente desde el principio. Ya, y a Dios gracias, su nariz no le creció más. Era un niño completamente insoportable, con cara de acordeón, boquita culito de gallina, uñas con un extraño e indescifrable color, flaco como un suspiro, rodillas peladas y mirada de Torquemada en su mejor época.

De mi amiga, y su vida de madre soltera, pasó de todo todo, todas y cada una de esas maravillosas enfermedades infantiles, fiebres a media noche y con lluvia, papillas en el pelo, quedarse sin pañales y la destrucción morbosa de los colchones a punta de orín nocturno. El coso no toleraba el plástico y los pañales lo irritaban.

Contarlo sería como aprenderse la Biblia en verso. No es para menos viviendo con semejante Troll.

Y sucedió…, era inevitable:

_Te puedes quedar un momento con el niño que me voy a encontrar con…”

Demás está aclarar que la víctima encontrada era yo y, al entrar en el bonsái de concreto, me encontré con la mirada de Medusa masculina del engendro que me heló la sangre y hasta mis canas por salir.

Su odio pasó a ser apocalíptico desde entonces. Como sólo puede ser los sentidos por un niño de 4 años, hijo único y de una madre soltera. Lamentablemente para él y sádicamente para mí, yo tenía que ir muy seguido a su casa. Su madre y yo conformábamos un grupo de trabajo y después de la oficina terminábamos, casi siempre, en su casa hasta las tantas, cenas incluidas. Torturarlo con las comidas y, tiempo después, con sus deberes escolares era mi venganza, mandarlo a dormir era una delicia. Es rico demostrar poder a un enano con ínfulas de ser grande.

_Enano, yo no soy enano.

Físicamente le demostré que lo era, sus manos eran más pequeñas que las mías, sus pies una muestra médica y así al infinito…

Su madre le compró unos juegos de video, para ver si nos dejaba trabajar tranquilos y sin su desagradable, para mí, presencia y por más que lo intentó la pobre no pudo conectarlos. Por desgracia mía me tocó a mí colocarlos y hasta enseñarle mover los controles. Su cara de: “Si mi mamá no pudo hacerlo…, mucho menos lo podrás hacerlo tú”. Pero, para su derrota, lo logré.

Así comenzó otra versión de nuestra relación, poco a poco nos fuimos descubriendo. De mi burla, por verle siempre con los zapatos con las trenzas sin anudar, me vi, pasando toda una tarde, enseñándole el cómo hacerlo. Algunas tardes de domingo la pasábamos jugando con pompas de jabón, atiborrándome de caramelos viendo todas y cada una de las películas de Disney –ni a él ni a mí nos gustaban, pero él estaba enamoradísimo de su maestra…, cosa que como natural suele suceder-, tardes con batallas aéreas o de vaqueros. Su intolerancia a todo lo que oliera a coco y al “guacalao” de su abuela materna. El recordarle que la A era redonda con un rabo de ratón, verle llorar, moqueando toda la casa, hasta que logró copiar los números del 1 al 10…, pues era muy difícil hacerlo. Tardes cantando a gritos lo de…

“Cuadrado, iguales lados,
triángulo con sólo tres,
rectángulo también de cuadro,
pero no iguales si bien lo vez.
El círculo no tiene cuadro,
no tiene derecho
ni tiene de tres…”

Sus hazañas aprendiendo “bisbol” en la sala de su casa y con su madre de instructora. Instructora completamente negada pero con el infinito amor para instruir.

Y su venganza…, claro que hubo venganza, cómo olvidarla. Venganza meditada como una garrapata que de odio se llena de sangre hasta explotar.

Mis visitas se convirtieron en mi suplicio. Era virtualmente imposible mantener una conversación coherente con su madre pues él me inundaba de libros, me atiborraba de por qués y explícames. Se me volvió chicle pegajoso, de tamaño cada vez más grande en todo lugar, en todo momento y comenzó mi problema con su madre.

Ella, culta y completamente madura de aquellas de “Soy responsable de mis orgasmos…”, sencillamente se sintió desplazada…

Un buen día, ella con plancha en la mano torturando a una camisa y “El enano” martirizándome en pregunta:

_…no entiendo eso de las estrellas, los planetas…, me lo puedes explicar…

Me quedé calladito, ordenando mis pensamientos y viendo el vapor de la plancha asesinar a una camisa.

_Bueno Enano…

…y la sala se sembró de tijeras, bolitas de papel, papelillo.

_...Allí está el Sol, imagínate una planchota grandotota como todo el edificio, que nos calienta y nos da la vida. Ahora vamos con los planetas: Mercurio “El Enano”, como tú, siempre pegadito al Sol y chirriquitico. Venus, tu mamá, que es muy bonita y por eso todas las mujeres son unas Venus. Venus, que está muy cerca de la tierra se transforma en la primera luz que vemos en la noche y la última en irse en la mañana. La Tierra, que es donde vivimos, una bolita azul bailando para regalarnos el día y la noche…, Marte que está muy bravo y por eso rojo, pues Júpiter, que come mucho, le rompió bolsa de caramelos botándolos por toda la sala-los asteroides-, Saturno que se va a la playa y por eso tiene un salvavidas de muchos colores…

_No te parece que lo que le estas explicando es muy profundo como para su edad…, no crees que te estas pasando…


Silencio, duro y pesado.


“No…, no mamá. Diego sí sabe. Pues todo lo que me esta contando, ayer me lo explicaron en el planetario”, dijo El Enano, con su voz de yo-no-fui, sentadito en el suelo, luego de disfrutar su momento de gloria, con la guerra de miradas de por medio entre su madre y yo.

-Así que muy profundo lo que le estoy explicando a semejante renacuajo.

No lo dudé por un momento. Lo perseguí por toda la sala y la casa. El desgraciado me estaba poniendo a prueba y él terminó metido bajo la mesa, muerto de la risa, su madre y yo también muertos de la risa con él.

La última vez que lo vi, ya tendría unos 11 años, de ello hace 8 años, Era diciembre del 98 y yo caminaba directo a mi destino. De repente un carro casi me atropella, era su madre en una de pilota asesina, se abre una puerta, sale él no tan enano y sin saludo previo, a pesar de tener unos dos años sin vernos, me dice:

_Por qué no te vi hace un mes?

_No estaba en Caracas…, y por qué Enano?

_Tenía una exposición en clase sobre los ofidios y me hubiera gustado que me prepararas, pues la única persona que me ha enseñado algo en la vida has sido tú.

No tuve palabras, tan sólo fundirme en la mirada de mi amiga, tratando de contener todo el torrente en mis ojos y para luego darle un abrazo a “Mi Enano”.


Un beso Enano…, estés donde estés.


NOTA MUY, PERO IMPORTANTE: Ayer, 19 de septiembre, mi Adorada Emperatriz China, como toda exquisita dama, estrenó nueva sonrisa. Escribir lo que ella representa para mí sólo ella lo sabe. Le estoy agradecido a la vida por tan maravillosa presencia en la mía. Un beso lleno de sedas jugueteando entre sus manos, ahora y siempre.


PS: Este es quizás el post más difícil que he escrito..., he durado mucho más de lo imaginado en "por fin" publicarlo. La tecnología me ha pasado factura y es altísima. Gracias Yadi por el hombro y a "Él" por aguantarme.


40 Comments:

Blogger susana said...

Diox todo un idilio

miércoles, septiembre 20, 2006 2:37:00 a. m.  
Anonymous Mauricio Duque Arrubla said...

¿De donde sacaste o del estoraque? recurdo hace años haber jugado a que el rey más pobre de los reyes magos llevaba estorque porque era lo que se vendí en "papeletas" en la farmacia de mi papá. O será que ya la había oído en algún lado y, como siempre, me imagino años después que me lo inventé...
Ligia Elena. me burlaba de una amiga que se iba a casar con su novio en la universidad (gracias a Dios no fue así) porque iban a terminar mudándose a un "cuarto chiquito con muy pocos muebles" aunque ella no era un cándida niña de la sociedad ni el un trompetista de la vecindad

miércoles, septiembre 20, 2006 3:07:00 a. m.  
Anonymous Yadi said...

Insisto...disfrutarte en vivo es muchisimo mejor que en letras (para envidia de muchos) Mi hombro, mis ojos y mis oidos atentos siempre estarán allí mientras duremos por acá, luego me uniré a tus lectores y te disfrutaré a lo lejos.
Y ÉL...chico ya para él eres parte de esta pequeña familia!!! y como tu dices...ya hasta te está agarrando el golpe jeje!!

Espero arregles los problemas técnicos pronto!!!

Beshossssssssss

miércoles, septiembre 20, 2006 12:47:00 p. m.  
Blogger Câline said...

Te vas, te pierdes... nos dejas y regresas con esto. Valió la pena cada pasada por aquí, leyendo aquellas eternas palabras: "La música tiene ciertas normas".
Qué enano de cuento y que profesor tan maravilloso. Gracias por compartirlo con nosotros y gracias a Yadi que te ayudó a reaparecer.
Saludos!

miércoles, septiembre 20, 2006 4:06:00 p. m.  
Blogger Regina Falange said...

Un enano encantado...un gigante encantado..los dos flotando en tu magia...!qué cosas haces para hacernos reír y llorar a la vez!

Por cosas como ésta eres mi favorito del blogguer :)

Un beso dorado que bendice todo tu poder!

jueves, septiembre 21, 2006 2:15:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

En algún lugar deben estar un par de sandalitas hippies que dos estrafalarios ofrendaron en una bolsa de plástico. Ojalá estén muy usadas y rotas de pisar este mundo con cariño.

jueves, septiembre 21, 2006 2:27:00 a. m.  
Blogger Nostalgia said...

Híjole! Habías tardado, hechicero!
Me dolió que lo llamaras engendro, pero ya ves, aprendiste al fin a quererlo.. y él a tí ♥
beso en la mejilla derecha ♥

jueves, septiembre 21, 2006 5:12:00 a. m.  
Blogger Jogreg said...

Disfruté muchísimo leyendote. Imaginarte en tus aventuras con el enano fue una delicia.
Un abrazo grande.

jueves, septiembre 21, 2006 2:32:00 p. m.  
Blogger Luisli said...

Entonces seguimos en sintonía , yo ahora esperando una enana que otra enana traerá al mundo..... un fuerte abrazo!
Luisli

jueves, septiembre 21, 2006 5:44:00 p. m.  
Blogger Sade said...

Sigo impresionada por tu relato; que belleza. Yo no soy enana, soy solamente una persona bajita en el mundo de los gigantes; pero me defiendo muy bien. NO necesito la estatura para ser más grande que algunos..., eso lo aprendí con el tiempo sabes? cuando eres niño todo son burlas. HOy en dia soy la más guapa de todas aquellas "altas" compañeras de colegio. La más guapa sin duda, aunque siga midiendo metro y medio mal medido como siempre me llamaron. Y la que más partido a sacado a sus escasos centímetros.
Me has hecho recordar... y saber que sigo siendo una persona bajita con mucho que decir...
Muchos besos.

jueves, septiembre 21, 2006 10:25:00 p. m.  
Blogger MORGANA said...

La medida esta en el interior, es para alguno es infinita.
Me gustó tu post.
Besos chiquititos como yo.

viernes, septiembre 22, 2006 2:06:00 p. m.  
Blogger Lycette Scott said...

Muy lindo post amigo. UYn abrazo

sábado, septiembre 23, 2006 10:14:00 p. m.  
Blogger rafico said...

Una lectura agradable la que me has dado.
Varios comentarios:

1. Me sorprende lo creativo que sos. Aquello de Saturno con flotador y de Marte enojado, me pareció digno de un maestro...muy original.

2. Yo también tengo mi enana, ella se autodenomina Yidi, tiene cuatro años, es mi aijada y mi sol. recuerdas que ella fue mi cómplice en aquel suceso de la piscina...

3. Lo de "pura Purísima" con "t" y "boca de culito de gallina", estuvo bueno.

4. Sobre tu Posdata, Por fortuna no tengo ese problema, pues cuando me conecto lo hago de un computador ajeno, y cuando este está molestando el equipo, busco cafés internet, que por cierto abundan por estas tierras igual que los locutorios . No sé que tan difícil sea ello en Suiza.

5. Sabes cuando te leía me identificaba contigo, pienso que es necesario cuando hacemos el discurso de nuestras vivencias, de hecho, en lo posible intento exorcizar mis cosas con éste.

Finalmente, Imagínate después de la comodidad de una placenta, forzar en un evento traumático y estresante a dejar dicho hogar, ser palmeado, luego descubrir el agua... : no te parece que lo mínimo que uno puede exigirle a un bebe que sea agradable nuestros ojitos.


Un abrazo..., apreciado hechicero.

domingo, septiembre 24, 2006 2:52:00 a. m.  
Anonymous rafico corigiendo error said...

Federatas.
5. ...pienso que es necesario el HUMOR cuando hacemos el discurso de nuestras vivencias....

domingo, septiembre 24, 2006 2:55:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Federatas 2
...corrigiendo...

domingo, septiembre 24, 2006 2:56:00 a. m.  
Blogger SunriseTkila4Two said...

Hola! Magnifico post...
Confieso que tuve que pasar a conocer la persona que dejo hace poco en el blog de una buena amiga aquel verso de Aquiles Nazoa que como siempre, me erizo la piel y trajo tantos recuerdos a esta fresca mañana de otoño californiano...

Saludoss!

domingo, septiembre 24, 2006 7:15:00 p. m.  
Blogger tumejoramig@ said...

Mi querido Sr. Silmariat, nuevamente, una vez más, como es constumbre... me rindo plenamente ante usted y sus escritos.
Sin palabras querido amigo.
He terminado pensando en un slogan tal que: "Pon un enano en tu vida"!

Que hermoso post.

Que alegría poder leerle de nuevo.

Muchos besos y un fuerte abrazo.

domingo, septiembre 24, 2006 9:21:00 p. m.  
Blogger Anna said...

Como por casualidad he pasado por aquí.
Me he enganchado en la lectura de tu artículo, volveré de vez en cuando, te he linkado desde 'renovarse o morir' para no perderte de vista.
Saludos desde Barcelona, Anna ;-)

lunes, septiembre 25, 2006 12:12:00 p. m.  
Anonymous solsticio de verano said...

Hay hechicero! Qué cosas tiene esta vida! Dicen los que saben que cuando el alumno está preparado aparece el maestro y estoy convencida que esos pequeños engendros son los maestros más grandes en esta vida. Un saludo enorme desde otras latitudes y ya llegará el día en que le puedas pasar factura tú a esta tecnología que tanto trabajo te está dando.

lunes, septiembre 25, 2006 2:41:00 p. m.  
Blogger angel said...

Me ha gustado esta anécdota, que más que eso, es un pedazo de vida, de vidas recíprocamente enriquecidas a pesar o a partir de esa ciega austeridad de la atmósfera de tu amiga a quien tu prosa cimenta con respetuoso cuidado no exento de críticas veraces. Es un espejo de la existencia estupendamente biselado. Un gusto leerte de nuevo.

Saludos...

lunes, septiembre 25, 2006 6:09:00 p. m.  
Blogger Consuelo said...

Que relato tan encantadoramente hermoso¡ Tan vivido, tan real ;)

lunes, septiembre 25, 2006 9:50:00 p. m.  
Blogger aguirrebello said...

Muy bonito relato de vidas, hechicero. Acá sus hechizos fueron la paciencia educadora de un buen amigo, que, por contrapartida, se fue ganando poco a poco el alma de un niño (y viceversa).

Abrazo,

AAB

lunes, septiembre 25, 2006 11:24:00 p. m.  
Blogger protheus said...

Mi vida está llena de "Enanos". Unos superan su ceguera, a otros, se les muere de viejo el lazarillo...

martes, septiembre 26, 2006 5:00:00 a. m.  
Blogger arcana said...

Conmovedor ..
mis saludos
Namastè

martes, septiembre 26, 2006 5:09:00 p. m.  
Blogger Wari said...

Sencillamente...bellìsimo!!!
Esos "enanos" siempre terminan por robarnos el corazòn!!
Un abrazo Silma!!

P.D. De maravilla con mis alpargatas!! ;P

miércoles, septiembre 27, 2006 2:08:00 a. m.  
Blogger sulaco said...

Leerte es siempre un ejercicio de vergüenza ajena. Siempre tengo la impresión que estoy averiguando cosas que no son para mí, que me estoy metiendo en donde no debo. Mereció la pena esperar casi un mes.

jueves, septiembre 28, 2006 10:55:00 a. m.  
Blogger Maria Cristina Ghisays said...

fuera de serie, la pasé divertidísimo leyéndote, saludos!!

viernes, septiembre 29, 2006 1:57:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ayer mostraba a un compañero de trabajo una pieza impresionantemente interpretada por Gustavo Colina llamada del Flamenco al Joropo que seguramente haz escuchado... Siento que esta es una bella versión literaria. de Nazoa a Silmariat tal vez ?
La disfruté grandemente.
Gracias.

Copérnico.

viernes, septiembre 29, 2006 1:42:00 p. m.  
Blogger Haller said...

Hum. Pues si lo mío es un un bonsai, lo suyo es todo un bosque encantado. Gran talento, para hilvanar un profuso texto y mantener la atención en toda su extensión. Genial.

Gracias por sus cumplidos. Y felicitaciones por su regreso.

Saludos.

viernes, septiembre 29, 2006 5:32:00 p. m.  
Blogger Haller said...

Ah... aunque está nublado, los pájaros cantan y los cerezos se cubren de flores.
Sí.Ya es primavera. Gracias.

Saludos.

viernes, septiembre 29, 2006 5:36:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me estoy recuperando poco a poco de este ataque de virus al sistema respiratorio. Dijo una vez mi homeopata que con la edad se tarda más en superar una invasión microbiana, eso será.
He sacado todos los links de 'renovarse o morir' porque me voy a relacionar guardando en 'favoritos' los lugares que como el tuyo quiero ir visitando.
Me gusta la narrativa y la poesía, estoy en ello.
Un saludo desde Barcelona, Anna ;-)
Te envio como anónimo, el 'beta' me ha jugado una mala pasada y no me deja enviar con la misma identidad.)

domingo, octubre 01, 2006 10:52:00 a. m.  
Blogger Saldivia said...

A su manera, es una bella historia de amor. Me encantan esos relatos de afecto que escapan al tradicional esquema hombre-joven-mujer-bonita-amor-sufrido-matrimonio tan periclitado en latinoamérica, tan aburrido y convencional. Además, escribes con mucha energía y un ritmo envolvente que me recuerda mucho a Asimov (aunque los temas son muy diferentes). Me encantó este post, de lo mejor que he leído!

domingo, octubre 01, 2006 3:55:00 p. m.  
Blogger El "Dulzor de Ostras" said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

lunes, octubre 02, 2006 10:40:00 p. m.  
Blogger El "Dulzor de Ostras" said...

Amigo Hechicero:

Si todos los que te lee, pudiera disfrutar lo excelente pedagogo que eres, te admirarían muchísimo más. Eso te lo aseguro.

Lo de tu “Enano”…, no me sorprende. Esas “odiadas voces aflautadas” -según Cristina Vargas-son así, toda una experiencia.

Y una pregunta. Quién aprendió más, tú o él?

Volveré, muy pronto.

lunes, octubre 02, 2006 10:45:00 p. m.  
Blogger Jogreg said...

Silma, la Rosmery te mandó saludos y quiere tu e-mail, ¿cual le dejo?
Un abrazo.

miércoles, octubre 04, 2006 3:37:00 a. m.  
Blogger Luunna said...


Querido Hechicero leerte es un placer, la verdad que siempre me emocionas, me hacer reir o me siento identificada, con un estado por el que estas pasando, si una cosa buena me ha dejado lo del blog, es conocerte a pesar que estoy en el ultimo lugar del mundo.
Te dejo un abrazo grande, apretado y con todo mi cariño.
Luunna

jueves, octubre 05, 2006 2:29:00 a. m.  
Blogger Naky Soto said...

Mi hechicero favorito:

Ya se que tus reclamos no son cosa distinta a un ardid, para regalarme tus letras, tu maravillosa narrativa, un pedacito de tu ingenio... asì que gracias por recordarme el placer de leerte.

Yo creo que es una muy buena historia de amor, el afecto puede tener manifestaciones diversas, y este es un paseo genial a favor de la unicidad.

Eres un placer Silmariat, igual leerte que oirte, pero siempre un regalo para el alma ¿que talento caray!

Un abrazo enorme,

jueves, octubre 05, 2006 9:26:00 p. m.  
Blogger gustavo said...

Hola, me ha encantado el hermoso regalo que dejaste en mi blog y no pude dejar de venir a agradecerte. EN cuanto al té en caracas, pues genial porque en noviembre es mi cumpleaños y asi brindamos por eso. Sería una gran visita, y un buen regalo.

Los mejores deseos para tí

viernes, octubre 06, 2006 6:03:00 p. m.  
Blogger aprendiz de maga said...

sólo te escribo para decirte lo sorprendida que estoy de ti y también ¡oye qué buen raiting, 38 comentarios, te felicito!!! eso me hace muy feliz

sábado, octubre 07, 2006 2:28:00 a. m.  
Blogger Reingeniado said...

Mi enana se va para españa, y me duele no tenerla más cerca, mi enana que tanto quiero, busca na nueva vida, yo no quiero que se vaya, pero deseo qe lo mejor le suceda a ella, se lo merece.

martes, octubre 17, 2006 9:46:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home