viernes, diciembre 16, 2005


El Día después de…


Hace algún tiempo, tuve una discusión con una amiga cuando me comentaba lo importante que era para una Mujer el día después de.


Realmente no la comprendí -era en mi época de machista a ultranza-, y le reclamaba que si para una mujer le era tan importante, por qué no llamaba ella al Dulcineo del momento, para preguntarle por el estado del tiempo, la velocidad del viento o cualquier bobería. Ni recordar todo lo que me dijo.

Pues, hace una unos instantes acabo de recordar esa discusión.

Desde hace un año, mi pareja y yo, decidimos alquilar la habitación que nos sobra en nuestro apartamento de Ginebra. Todo tiene su historia. Un día, camino al trabajo, leímos, en el Tram, que la Universidad de Ginebra solicitaba habitaciones en alquiler.

Lo discutimos y por qué no? Sería una buena experiencia, conoceríamos a gente de distintas culturas y formas de pensar. Tanto es así que tenemos una página web ofreciendo alojamiento temporal y de gratis. Trabajar en un aeropuerto da esos vicios, esa es otra historia.

En este año hemos tenido: un Italiano, "Bichito", que duraba siglos en el baño hasta tener en perfecto lugar cada uno de sus cabellos, de lo más fashion que he visto en mi vida. Una francesa lo más parecido a un panecillo de pasta Brioche recién horneado. Nuestra "La Niña", una gala preciosa con carita de Belle Époque y mejillas como fresones. Una Nepalí…, sencillamente terrible. Completamente terrible, de repente nos convertimos en casi fantasmas en nuestra propia casa, ella, “La Princesa”, ni nos hablaba y al irse dejó tantos cabellos, por todo el apartamento, que casi me monto una fábrica de pelucas para la próxima producción de Madame Butterfly en la Ópera de Ginebra.

Ahora, para que me comiera todas y cada una de mis palabras, tenemos, hasta fin de año, a una americana. Bueno, una Norteamericana de Bush para mí. El enemigo en casa, como quién dice. En fin, la vida no deja de sorprenderme.

La semana pasada, nuestra Norteamericana doméstica trajo, por primera vez, a un Romeo a la casa. La situación me era completamente jocosa, ya que en mi vida he sido Celestino o algo que se parezca. Todos los días se aprende algo, no.

Todo era completamente obvio. Llegaron a eso de la 1:00 AM y yo estaba en una de “Señor de los Anillos”, ellos se metieron a la habitación y, momentos después, se me presentaron en la sala para que Romeo fumara un cigarrillo. Mantuvimos una conversación de lo más cool y de repente Romeo solicitó el baño.
Comento que por aquí tenemos separados la ducha del WC.
Nos quedamos mi Norteamericana doméstica y yo, en el sofá, viviendo un cómico episodio de “Sex in the City”, bueno y para no desentonar, me fui al otro baño y busqué un par de preservativos. Volvía a la sala y se los puse en la mano. Ella los vio, me miró abriéndo tus ojos y corrimos por medio apartamento, como niños en plena travesura, muertos de risa.

Volvimos al sofá con cara de circunstancia justo momentos antes que Romeo saliera del baño. Disfrutando nuestra propia comedia de situaciones. Retomamos nuestra conversación en cuatro idiomas. Y lo inevitable…, se levantaron y cerraron las dos puertas.

Seguí viendo la película, ya eran las tantas pues últimamente duermo muy poco, en eso mi vejiga me traicionó y tuve que ir al baño, escuchando, muy a mi pesar, los sonidos propios de ya saben qué... Me sentí intruso en una obra de teatro en la cual no fui invitado y sonreí.
Qué otra cosa podría hacer?

Tiempo después me fui a la cama, me arrullé entre el ronquido a mi derecha y los fuegos artificiales del cuarto de al lado. Constaté que las camas de IKEA son muy buenas y que los vecinos soportaron estoicamente el martilleo de la pared.

Al día siguiente, y luego que Romeo se marchó, todo era reírnos al hablarnos con la mirada.

Ha pasado una semana de ello y, aunque suene a cuento, Romeo no ha tenido tiempo para llamar a mi Norteamericana doméstica. Ella ha estado esperando una llamadita, un tonto “Hola, cómo estás” o cualquier excusa..., pero nada.

Hoy es viernes y milagro. Romeo ha dado muestras de vida. Se acordó del teléfono. Mi Norteamericana doméstica, y a pesar de tener un conflicto entre cuerpo y mente, lo mandó a contar todos y cada uno de copos de nieve.

Bravo por ella…, y qué ha hecho después?
Pues se ha dado un baño de Reina, se maquilló cual Odette en el 4to acto del “Lago de los Cisnes”, se construyó un moño tipo Torre Eiffel, se colocó unos zapatos negros con tacones que sólo una Miss Venezuela puede dominarlos y no sufrir de vértigo -según Maitena (Sí Rolando, leo a Maitena. Maitena la conozco y me ha visitado todos los domingos en estos últimos 6 años) dice que unos tacones de más de 3 cm., son lo más cercano a unas prótesis- y salió.

Dejo de ser una Penélope antigua de principio de siglo, se fue de copas y a reírse de la vida.

Powered by Castpost

Me quedé en casa y pensé que nosotros, los hombres, somos absurda y completamente torpes con "T" de tarados. Qué estúpidos somos a veces!!!

Mónica…, discúlpame, tenías toda la razón del mundo.

18 Comments:

Blogger Pagana said...

jeje, alguna vez me habré quedado esperando esa llamada... a los hombres no les pasa lo mismo, no? evidentemente no, debe ser algo propio de la femeneidad (hormonas, escuela y más)...
Saludos y felicidades!

sábado, diciembre 17, 2005 3:54:00 p. m.  
Blogger Miss X said...

Bravo por ella!! Además, es muy bueno que superara al Romeo... ya sabemos qué fin tienen ellos.
Estuvo muy gracioso, gracias!!

sábado, diciembre 17, 2005 8:35:00 p. m.  
Blogger Aynna Dannan said...

Qué buen relatooo..
Y qué bien por la actitud de ella.. jajja.. Notable!!
Saludos

domingo, diciembre 18, 2005 1:50:00 a. m.  
Anonymous SALOMON said...

UN POCO INESPERADAMENTE USUAL PARA UD, SOBRE TODO DESPUÉS DE TANTOS INQUILINOS.

domingo, diciembre 18, 2005 6:59:00 a. m.  
Anonymous SALOMON said...

DIGO USUAL, PORQUE AL PARECER, ESTAS HISTORIAS "URBANAS" SON MÁS FRECUENTES DE LO REPORTADO.

domingo, diciembre 18, 2005 7:01:00 a. m.  
Blogger Tramontana said...

Bravo por la americana!!

domingo, diciembre 18, 2005 5:03:00 p. m.  
Anonymous Cynthia said...

Me ha encantado la historia y sobre todo la moraleja. Gracias por escribirla.

Saludos

lunes, diciembre 19, 2005 6:22:00 p. m.  
Blogger El "Dulzor de Ostras" said...

A todos nos ha sucedido algo por el estilo.

lunes, diciembre 19, 2005 9:36:00 p. m.  
Blogger Nostalgia said...

qué bueno encontrar un especimen del género masculino que reconoce la magnitud (para nosotras)de esa clase de "torpezas"...
es que usted, querido Sil, es todo un gentleman :)
saludos ♥

lunes, diciembre 19, 2005 11:20:00 p. m.  
Blogger Regina Falange said...

Querido silmariat querido:

qué linda historia, sobre todo por la actitud de esa heroína...

Nosotras las mujeres nos obsecamos por ese día después..después de las salidas, después de las noches que sí...Quizás la tecnología que no da excusas para el aislamiento tenga la culpa, o es una condición masculina de género, (que no sexo) la responsable.

Pero para muchos (por no decir todos los hombres, que generalizar es un mal decreto) el silencio es entrada y salida. El mundo prostático es a veces cobarde..Qué vivan entonces los tacones

Te robo: todo lo mejor para alguien como tú!!!

martes, diciembre 20, 2005 3:14:00 a. m.  
Anonymous caribe said...

Esta "global" este blog, me plait :-)

martes, diciembre 20, 2005 3:40:00 p. m.  
Blogger arcana said...

Que en esta Navidad
la magia sea tu mejor traje
tu sonrisa el mejor regalo
tus ojos el mejor destino
y tu felicidad mi mejor deseo.
Namaste!

martes, diciembre 20, 2005 10:25:00 p. m.  
Blogger Antonio Araiza Aullido said...

me he reido, me he puesto triste, me puse en el sofa en el momento comico de los preservativos... y caray que aventuras suceden cuando hay un cuarto vacio en propia casa....

pero en realidad eso no es importante lo importante es que en verdad como somos de Torpes los hombres en verdad que si... hice memoria y senti unas cuantas bofetadas...

saludos.

miércoles, diciembre 21, 2005 8:10:00 p. m.  
Blogger protheus said...

Maitena me parece genial.

Hasta para tirar hay que tener glamour, pienso yo.

Ikea. Tremenda propaganda.

miércoles, diciembre 21, 2005 10:57:00 p. m.  
Blogger Antonio Araiza Aullido said...

bueno solo vien a desearle feliz navidad y prospero 2006.

estamos escribiendo... y buenas letras¡¡¡¡¡

salud

sábado, diciembre 24, 2005 12:54:00 a. m.  
Anonymous Any said...

en verdad es asi... más de una evz hemos esperado reacciones diferentes a las que realmente tienen algunos hombres...

asi como tambien muchas veces los hombres reaccionan de una manera mucho màs dulce de lo que esperamos (muy contadas veces por supuesto!)....

ahora mi pregunta: ¿Que los hace reaccionar de una manera u otra? ¿Será que algunas veces se sienten identificados son cada cosa que les pasa y desean pasar a otro plano?

Bueno... eso solo lo sabrán ellos...


Mucho Gusto Señor Silmariat!!
Un placer pasar por su casita!!

:-)

martes, diciembre 27, 2005 1:39:00 p. m.  
Blogger Maria Isabel said...

Que casualidad que por estos dias me paso eso q' cuentas sigo esperando la llamada, aunque no se si yo e tenido parte de culpa. jaja Creo que se esta vengando por todos los desplantes y embarques que yo le e hecho desde que lo conoci hace cuatro meses jaja.
Oh well! NEXT!!!
Me gusto tu blog pasare por aqui de nuevo. Felicidades.
P.D: Al menos me queda el consuelo de que tu le explicaras a tus amigos de la importancia del Dia despues...
Maltraten nos pero no nos ignoren!!! :-)

viernes, enero 13, 2006 4:31:00 a. m.  
Blogger Luunna said...

Lo mejor que puede hacer una mujer en estos casos,bueno despues de unas decadas la mujer lo aprende, que tiene que dejarlo marcando ocupado como dicen aca en Chile,como vivi afuera tantos años, los dichos cambian y este me parece muy divertido,o sea cuando el susodicho vaya saliendo despues de una noche de amor y lujuria a full decirle yo te llamo cuando quiera verte..ahi lo dejas plop..cual dibujo de Maitena que me encanta..
Una ayudita a mi genero..un saludo grande y no me llames de usted..vos o tu como quieras.
Luunna

domingo, enero 22, 2006 4:36:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home