jueves, septiembre 01, 2005

Algo muy personal, de mí para ti...

Cuando era niño, en la casa de mi abuela, se contaba una historia que se hizo famosa en la familia. Se contaba que uno de los tíos de mamá, cuando estaba exiliado en Chile, escuchó, por casualidad, el “Alma Llanera”. Se decía que lloró todo lo que pudo. Lloraba de nostalgia, por su familia, por su país, por todo lo dejado. Nostalgia del que se marcha, sin saber cuando se va a volver, y del encontrarse con el futuro incierto en un país extraño, ajeno y, por qué no decirlo, hostil.
Al crecer, y llegar a ese absurdo llamado adolescencia, me parecía increíblemente patética aquella anécdota. Me parecía un cuento chino o algo inventado para demostrar que no se era tan de piedra en plenos años 50 o 60 y que el “falta cinco pa’ las doce” no es un vomitivo en potencia. Bueno, el tiempo que es completamente sabio, me ha demostrado que no es tan patética la cosa, que eso pasa. Sólo cuando lo vivimos, empezamos a respetar las experiencias de otros. Así es el ser humano.
Desde hace unos cinco años vivo en otro país y he visto como los emigrantes se aferran a lo que tiene cierto olor a patrio. Es traer y ser tangible sus raíces. Peruanos, que en su patria no han visto, ni por postal, una Llama, se llenan de imágenes de ellas; quenas, Chabucas, Ymac Sumac y pisco. Mexicanos que en su país le parece terrible un mariachi, si escuchan a una Lola Beltrán, sonríen, es cierto, pero con una tristísima y brillante mirada. Los brasileros con su Elis Regina y su samba.
En muchos casos hacen güettos y, lamentablemente para muchos, no se integran al país que, por raro azar del destino, deben transcurrir algún tiempo de sus vidas. Conozco, por ejemplo, españoles y portugueses que llevan siglos en Noruega, Dinamarca y sólo hablan sus respectivos idiomas. Quizás soñando con volver, algunos lamentablemente les pasa lo que “El abuelo” de Alberto Cortez y se quedan sembrados en tierra extraña.
Confieso, también me ha dado por eso. Pero también he de confesar que tengo el sentido del ridículo y no pienso ir por la vida vestido de liquiliqui, en alpargatas y un cuatrito cantando “Pajarillo, pajarillo”.
No sé si es igual o distinto, pero siento nostalgia. No por el país que dejé, si no por el país que se me fue, por el país que ya no está. Aquel se me perdió entre los 70 y los 90. Eso me entristece muchísimo, ya que como las nubes, se me perdió. Ahora entiendo a Silvio y su Unicornio azul, quién lo diría.
Quiero dejar claro que no pienso responsabilizar a nadie de mi muy personal pérdida, tan sólo que para mí es terriblemente real. No pienso opinar sobre lo que pasa o deja de pasar en Venezuela, sería muy fácil para mí estando a 8000 kilómetros de distancia y no vivir el día a día e ir al banco a depositar o cobrar un cheque. Seria un acto pedantísimo de mi parte y, ya a mi edad, no me queda otra cosa que respetarme. Es mi realidad, el país que soñé tener se me esfumó y hay que ser lo suficientemente adulto como para aceptarlo.
Me ha dado por buscar aquellas canciones que significaron algo y que me traigan, aunque sea por momentos, aquellos años. Ahora entiendo a mis tías cuando escuchaban a Felipe Pirela y se volvían locas moviendo las caderas al son de Emilita Dago, Víctor Piñero, La sonora, la Billo’s –la de antes-, Los Melódicos –los de antes- y, alguna vez, con el gringo con cara de pudín (Elvis).
La mirada de Nilda escuchando a Los Panchos, a Elio Roca, a Leonardo Favio, a los Terrícolas o a Los Ángeles Negros o cuando lloró, desconsoladamente, por la muerte de Cherry Navarro en aquel septiembre del 67. Mi tío Antonio cantando desafinadísimo las canciones de Sandro, Leo Dan, Palito Ortega.
Todo eso pasaba a mí alrededor mientras yo descubrí Sopotocientos y la hermosísima América Alonso, mi primer amor. También fue mi primer encontronazo con la música brasilera, “Sergio Mendes y su Brasil 66”, a pesar de estar entradito el 71 y mi hermano desgañitándose en la cuna.
Últimamente me ha dado por recordar aquella mi época, he encontrado algunos programas de Renny Ottolina (Churún-merú, y lamentablemente perdí “El angelito más pequeño”, algún día él se presentará a mi casa, tengo esa esperanza) y cada vez que voy a Venezuela me da por asaltar cuanta disquera que me encuentro, buscando aquella música que para mí es significativa y que me lleva a mi niñez, a mi adolescencia y mis 20 años.
Una amiga me dijo, una vez, que estoy haciendo "La banda sonora de mi vida" y su opinión no está tan alejada de la verdad. En fin, todos tenemos, de alguna forma, nuestra propia y muy personal banda sonora.
Generalmente todos son venezolanos, me he convertido en casi un especialista en Aldemaro Romero y su Onda nueva, me lleno de sus canciones y todas las versiones que puedo conseguir –si alguno de ustedes, que me honra con leerme, tiene la versión de “El catire” por Maria Teresa Chacín, como también la de “Soy un soñador” de Carlos Moreán, la que tengo de Ilan Chester no me gusta, y si fuera posible ponernos en contacto o/y enviármela, me haría terriblemente feliz-, tengo las SUITES de Producciones León y voy directamente a la ruina si sigo con éste hobby.
La Emperatriz China, el pasado febrero, encontró y me regaló dos CDs, uno de Los Cuñaos y otro de (susto!!!) Mayra Martín -con su Elevación incluida-.
Morí!!!
Por eso y muchísimas otras cosas, cómo no amar a mi Emperatriz?
He bajado -antes de encontrar un virus terrible "SOLO-MATA-DISCO-DURO" y jurarme no volver a bajar nada 100% no confiable- a Frank Quintero y su “Canción para ti”, a Balbino y su “Trópico de Cáncer”.
Lo extraño, es que no es porque estoy fuera de mi país lo estoy haciendo, aún viviendo en Venezuela me dio por la paleontología musical. Debe ser que me estoy volviendo viejo o la fulanita crisis de los cuarenta me llego, mucho antes de lo humanamente previsto. Debe ser que soy un viejito prematuro.
Pero con todo y eso, tengo un sueño. Allá por los 70 hubo una campaña publicitaria de la CONAHOTU y su slogan era aquella pegadísima canción “Venezuela es un país, un país para querer…” He movido cielo y tierra para encontrarla, ha sido en vano, pero sé que los sueños pueden hacerse realidad.
Verdad?

13 Comments:

Blogger protheus said...

Hembra! la vida es justa. Despuès comento.

viernes, septiembre 02, 2005 12:49:00 a. m.  
Anonymous EBE said...

te he leido joven "amigo" ....

viernes, septiembre 02, 2005 3:01:00 a. m.  
Anonymous EBE said...

...ahora que te he releido puedo decirte varias cosas...1.Préstame el CD de la banda sonora de tu vida para quemarlo en mi PC y tararearte en mis madrugadas de "microtrabajo",2.Si consigues la película del Angelito más Pequeño o si llega de visita..avísame,3.Parafraseando a My Lord Nicotine...eres padrísimo/a

viernes, septiembre 02, 2005 12:11:00 p. m.  
Blogger protheus said...

En la Cinemateca Nacional está todo lo que buscas, si no lo han cambiado por las intrascendentalidades dominicales del Payaso Caústico.
En los archivos del canal RCTV está tu "angelito". Tu amiga, china o no, te los puede conseguir, pues está ligada al medio.
No estás haciendo un viaje al pasado. Se trata de de afianzar raíces para darte la oportunidad de crecer y fructificar. Cuando mires al pasado, no sientas nostalgia ni arrepentimiento. Oye a tus raíces, unas dolorosas, otras alegres, todas queridas... Aprende a escuchar, no "como quien oye llover".

viernes, septiembre 02, 2005 5:11:00 p. m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Ebe: Cuando tú quieras, puedo dartelo. Con un buen vino -la cena puedo hacerla yo- y escuchando "Tú y yo formamos una multitud" o "Sueño de una niña grande". Podemos invitar hasta a el "Tío"..., a él le gustaban los boleros, pero ya sabes que la gente cambia, trasmuta y mejora.
Proteus: Gracias por la información y comentario. En enero visitaré la otrota "Sucursal del cielo" y, la llamada por mí "La ciudad del fastidio", buscaré mi carga de CDs y..., por favor, no insultes a los payasos, ellos son muy dignos.
Una nota aclaratoria: Nunca me arrepiento de lo que hice, es perder completamente el tiempo, pero, PERO siempre me arrepiento de lo que "NO" hice o deje de hacer, por tonto en la mayor parte de la veces. Respiro profundo, y prosigo mi camino.

sábado, septiembre 03, 2005 12:37:00 p. m.  
Blogger Bruj@ said...

He leido de pasadita,algunas cosilals que has escrito y has posteado. Gracias por tus comments en mi "espacio íntimo" jejeje. Gracias por los ánimos, en realidad me gusta escribir y lo hago para no "volverme loca", aunque creo que es demasiado tarde jajaja.
Me di la licencia de agregarte a mis leidos, porque me daré el gustó de leer tu blog completisimo, como lo he echo con otros interesantes "brujitos de la blogosfera".
besitos y saludos...

domingo, septiembre 04, 2005 12:11:00 a. m.  
Anonymous Ruben said...

MUY BUENO DIEGO,Felicitaciones, ME GUSTA TODO,PERO...Quien es la emperatriz china?

martes, septiembre 06, 2005 8:48:00 a. m.  
Anonymous Cosmik said...

Me he sentido muy identificada con este blog, todo lo que he leido en el hasta ahora me ha gustado, pero mas he gustó este post, tan personal.

De musica...toda la que nombraste la conozco, y tambien me gusta. Pero yo te recomiendo que escuches un poquito mas de Los Amigos Invisibles, y de Masseratti 2lts (para bajar algun mp3's de estos hermanos http://www.2litros.com -no te vas a arrepentir-), ambos grupos de venezolanos, los amigos con un sonido que recuerda un poco a los 70 y 80 y con su locura respectiva, y masseratti con su bossa y su down tempo, excelentes musicos.
Tal vez no te traigan recuerdos como esa musica especial que escuchaste en determinada epoca, pero seguramente te gustaran =).

Si un dia quieres hablar con alguien no dudes: cosmikgirl@gmail.com.

Salu2 para ti.

miércoles, septiembre 07, 2005 1:27:00 a. m.  
Anonymous Domenico said...

...vida dulce y dura esta de aprender estando lejos....
Encontre tus paginas por un azar, si es que eso aun existe. Es un placer leerte y hoy ha sido una pausa refrescante en mi cotidiano.
Seguimos...

lunes, noviembre 21, 2005 1:19:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

DESDE HACE MUCHOS AñOS VIVO FUERA DE VENEZUELA Y ME INTERESARIA SABER DONDE PUEDO CONSEGUIR EL VIDEO DE "El Angelito mas Pequeño"

lunes, octubre 23, 2006 10:21:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

todo es muy interesante pero cuentanos mas de tu familia, queremos saber ......... felicitaciones...............

lunes, julio 09, 2007 4:05:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Que tal venezolano de la lejanía... viste que hace falta la tierra que es tuya?, te das cuenta que de nosotros dependió, y sigue dependiendo tener el país que deseamos, y que tuvimos? Bueno, no soy quien para hablar de tus decisiones, yo como tú también mantengo vivo ese país y me lleno de sus cosas, pero no pienso irme porque cada día se me multiplica la alegría de ser venezolano!!! Tengo varios cds digitalizados de aldemaro romero y su onda nueva, dame lo que te pedi, los cuñaos, caridad canelon, en un sotano de la florida, yordano "jugando conmigo", jesus sevillano...tambien poseo el dvd del churum merú, pero parece que ya lo tienes. Hice un cd recordando esos exitos que hicieron nuestra historia si te interesa adquirirlos mi correo es : lacdtkmusical@gmail.com

jueves, enero 24, 2008 4:27:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

HOLA. QUERÍA SABER SI SE PODÍA ENCONTRAR EL VIDEO DE "EL ANGELITO MAS PEQUEÑO" PRESENTADO POR RENNY OTTOLINA LA NOCHE DDE NAVIDAD. GRACIAS.
tcusto17@cantv.net

miércoles, octubre 29, 2008 10:12:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home